Mendoza - Brasil Brasil
martes 22 de marzo de 2016

Como Brasil está tambaleando a Mendoza se le complicará exportar

Es parte de lo que analiza el informe anual del IERAL que presentarán esta tarde. Inflación y holdouts.

Pese a las expectativas de mejoramiento económico que originó el recambio de gobierno, este será un año complejo para la economía de Mendoza. La inflación alta y la crisis de Brasil complicarán las exportaciones este año, con lo cual la producción agroindustrial sentirá el efecto del cimbronazo del país vecino.

Este tema será parte del análisis que presentará esta tarde a las 18.30, en el Salón de Los Espejos del hotel Hyatt, el IERAL de la Fundación Mediterránea.
En la presentación del anuario con las perspectivas para este año, el IERAL tocará todos los temas relacionados con la economía local y nacional.

Gustavo Reyes, economista del instituto, adelantó parte del análisis en el programa Conexión Agro, que se emite los sábados por Radio Nihuil. "Primero analizaremos un poco cómo está la economía de Mendoza, vamos a mostrar los números y ver lo que nos puede pasar en este año", detalló Reyes en su adelanto del trabajo que hace la fundación desde hace 11 años.

"Este año empezó con problemas de inflación pero con un cambio en el esquema económico muy importante en relación a la apertura con el mundo. La ventaja que ha tenido la provincia es que mejoró el tipo de cambio. Mendoza es muy dependiente de lo que pase con el dólar. Gran parte de nuestra producción se vende afuera: el vino, la producción agroindustrial y el turismo. Cuando el dólar está alto a Mendoza le va bien, por eso en los últimos años le fue mal. A partir de este año el valor del dólar subió, eso debería impulsar las exportaciones para sectores productivos, lo mismo que el turismo", analizó el economista.

Pero la mala noticia es Brasil. "Es una economía muy importante para nosotros, porque una muy buena parte de nuestras exportaciones va a Brasil. Ese país tuvo el año pasado una de las peores crisis de los últimos 30 años y este año no se ve que vaya a mejorar, al contrario, están tambaleando. Eso complica nuestra economía", advirtió Reyes.

El arreglo con los buitres
Uno de los temas obligados que analizarán los especialistas esta tarde será si sirve o no el inminente acuerdo del Gobierno nacional con los fondos buitre.

En resumen, Reyes expresó: "Depende de cómo se manejen las cosas. El arreglo da aire, pero sólo eso, no es suficiente para remontar como país".

"Venimos de años en los que productividad aumentó muy poco en la economía mendocina. La productividad viene bajando en los últimos años. Ha habido más empleos, pero la productividad aumentó muy poquito y eso porque se incrementó el empleo informal. En los últimos años aumentó el empleo pero sin la contrapartida en la producción, esto se debe a que se hubo mucho empleo de mala calidad y mucho empleo público que no se ha traducido en mayor productividad. Claramente esto tiene que ver con falta de inversiones. En los últimos cuatro a cinco años las inversiones productivas son contadas, hubo muy pocas, y eso se esta notando en la actividad porque hay un estancamiento muy importante".

El mal del déficit
Respecto a las finanzas provinciales, tienen gran similitud con la finanzas públicas nacionales.
"Hay un nivel de déficit muy importante, falta plata, no alcanzan los recursos. Tampoco se pueden empezar a cobrar más impuestos porque hoy la presión impositiva, tanto a nivel provincial como nivel nacional, está en un récord absoluto. Entonces, si no tenés manera de incrementar los ingresos y no hay posibilidad de financiarse la única cosa que se puede hacer es bajar brutalmente el gasto público, lo cual desde el punto de vista social es muy complicado. Por lo tanto, la única alternativa que queda es tratar de que la economía crezca lo más posible, ajustar el gasto y empezar a ser más prudentes para gastar. En ese sentido, el financiamiento que puede venir tras el arreglo con los holdouts es necesario para mejorar el problema del ajuste", valoró Reyes.

"Si tenemos financiamiento, el ajuste en las cuentas públicas se puede hacer más lentamente. El arreglo de la deuda es muy importante porque permite ordenar las cuentas fiscales más suavemente. Ahora, esto no significa que sea la solución a todos los problemas. Para nada. Esto lo que da es simplemente tiempo poder ajustar de un forma más paulatina. Pero en la medida en que la economía no crezca y se trabaje para tener equilibrio fiscal, vamos a volver a tener los problemas que hemos tenido", advirtió.

"En otras épocas hemos tenido financiamiento y muchas veces después caímos muy brutalmente, porque pero nos hemos relajado, no hemos hecho las tareas que teníamos que hacer y han aparecido los problemas. El financiamiento te da aire pero si a ese aire no lo ayudás con lo que realmente tenés que hacer –mejorar la productividad, mejorar el estado de las cuentas públicas, la inversión– los problemas no se van a resolver", advirtió.

La inflación es el mal más complejo a la hora de erradicar
Hay dos tipos de causas que están generando inflación. "Una causa es el problema fiscal. Una alta emisión monetaria del Banco Central, esto implica más pesos en el mercado y esto da más inflación. Pero, además, en los últimos meses se produjo una devaluación muy fuerte, que debería ser transitoria, y pasamos de un dólar a $9,50 a un dólar que hoy está cómodamente en $15. Esto trajo aumentos de precios muy importantes porque buena parte de nuestras exportaciones son alimentos. Cuando sube el tipo de cambio, los alimentos suben muy fuerte. Ese es un elemento transitorio. Ahora se espera que el dólar no suba tanto como en los últimos dos tres meses", pronosticó Reyes.
Fuente:

Más Leídas