Mendoza Mendoza
miércoles 29 de junio de 2016

Colapsaron las guardias hospitalarias por un aumento en las enfermedades respiratorias

La demanda hizo que los hospitales tanto públicos como privados trabajen al límite de su capacidad. El Carrillo secundará al Notti como pediátrico por los dos próximos meses

Un aumento temprano de enfermedades respiratorias y la alta demanda que eso implica causaron un desborde de todo el sistema de guardias de la provincia, tanto las del ámbito privado como las del público. Los hospitales atienden a pacientes contra reloj y los ánimos se caldean en esperas que pueden tardar hasta ocho horas.

Para paliar la situación, que no se presentaba tan aguda desde hace al menos dos años, el Ministerio de Salud decidió hacer que el hospital Carrillo, en Las Heras, se dedique desde ahora y durante los dos próximos meses a funcionar como pediátrico y sólo atenderá partos de urgencia, los otros casos serán derivados al Lagomaggiore.

Pero no sólo los hospitales trabajan con demora, sino también los servicios de emergencia y ambulancias de prepagas y obras sociales, que llegan a los domicilios con varias horas de demora para atender casos de patologías respiratorias.

"El aumento importantísimo de enfermedades respiratorias agudas ha hecho saturar todos los sistemas de emergencia, no sólo los públicos sino los privados también, con horas pico de entre seis y ocho horas de espera. Esto ha colmado la capacidad operativa de internaciones en el Notti", explicó Diego Irigo, director del hospital Carrillo, que oficiará en estos dos meses como pata de auxilio del Notti.
El Carrillo ya tiene ocupadas 60 camas con niños internados por enfermedades respiratorias y esta semana sumaron 20. "Usamos un pabellón que estaba vacío y que nunca hasta ahora se había ocupado y tomamos 16 camas más de la parte de obstetricia", sostuvo Irigo.

El funcionario aseguró que hicieron una "reingeniería" de profesionales, que contratarán dos pediatras que se suman a los siete que ya hay y que llegarán tres kinesiólogos y 35 enfermeros más. "Hay un colapso todos los días en cuanto a la cantidad de niños que se atienden. La gente tiene que acudir a los centros de salud y en caso de necesidad llegar al hospital", recomendó.

La espera mínima en la guardia del Carrillo es de cuatro horas y en algunos momentos ha llegado a ser de hasta ocho. Atienden entre 200 y 300 personas por día y el 90% de los casos con patologías respiratorias. En el Notti se recibe en las guardias a unos 500 pacientes por día, mientras que, por ejemplo, en el Hospital Español se recibe en promedio a 200 personas.

José Luis Sánchez Rivas, titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza, coincidió en que este caos también los afecta. "Están todas las guardias colapsadas, es la época de las enfermedades respiratorias, el problema es que no hay pediatras suficientes", dijo.

Desde el departamento de Epidemiología de la provincia, su director, Gonzalo Vera Bello, afirmó que no hay un brote y mucho menos una epidemia de este tipo de enfermedades. "En los dos años anteriores hubo pocas de estas enfermedades, en cambio este año las notificaciones empezaron a aumentar de forma precoz por el otoño húmedo y por el frío, estos procesos se adelantaron unas tres semanas antes de lo normal", afirmó.

"Todos los establecimientos, tanto públicos como privados, están viendo mayor cantidad de este tipo de cuadros", sostuvo.

Los especialistas esperan que en las vacaciones de invierno el contagio disminuya, por razones lógicas, y por lo tanto la demanda en las guardias se reduzca.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas