Mendoza Mendoza
jueves 09 de junio de 2016

Cinco pabellones del penal Boulogne Sur Mer están a punto de colapsar

Hay 350 presos en peligro. Una pericia indicó que los techos pueden caerse en cualquier momento. El problema está en que no hay lugar para reubicar a los internos para hacer las reparaciones.

Unos 350 presos del penal de Capital Boulogne Sur Mer están en peligro por la inminente caída de los techos de cinco pabellones como consecuencia a las pésimas condiciones del edificio, la falta de mantenimiento, y las constantes lluvias de las últimas semanas. El problema es que no hay lugar para trasladar a esos internos mientras se hacen las reparaciones.

Los pabellones 8 y 9 norte y 10, 11 y 12 son los que más afectados están, según indicó una pericia que se hizo en la cárcel por orden del Juez de Ejecución Penal, Sebastián Sarmiento.

La inspección dio como resultado que existe un "inminente peligro de colapso de la estructura y constante caída de materiales sólidos que pueden causar daños en los ocupantes".

En el pabellón 8 viven 99 internos, en el 9 son 55 presos, en el 10 conviven 79 reos y en el 12 son 57 presos. El pabellón 11, alberga a 58 presos procesados cuya situación depende del Juzgado de Garantías.

El especialista que realizó la pericia indicó que los internos no tienen otra forma de dormir en caso de un derrumbe, por el poco espacio que hay en esos sectores.

Como si esto fuese poco también hay peligros de cortocircuito e incluso hasta de electrocución de algún preso.

Faltan membranas, hay problemas en los desagües que están tapados y el agua queda estancada en los techos, aceros descubiertos y oxidados que aceleran el desprendimiento de hormigón y mampostería, por lo que se pueden desprender grandes partes del techo repentinamente.

El informe concluyó que hay graves fallas en el techo por filtraciones de humedad de larga data y acentuadas por las lluvias. Además sugirió una reparación urgente ya que los prisioneros pueden sufrir daños por un derrumbe repentino y abrupto.

El problema es que esos casi 350 internos no pueden ser trasladados a otros pabellones o penales por la superpoblación que hay en el sistema carcelario de Mendoza, por lo que se estima que las reparaciones deberán realizarse sin trasladar a los presos.

Orden del juez
Ante esta situación, el juez Sebastián Sarmiento, ordenó a las autoridades del Servicio Penitenciario y del Ministerio de Seguridad que inmediatamente se tomaran medidas preventivas a los efectos de evitar el colapso de los pabellones 8, 9 norte, 10 y 12, para lo que tenían 72 horas.

Solicitó que en un plazo de 15 días hábiles el Servicio Penitenciario elabore un plan de obras para reparar los pabellones afectados y eliminar el riesgo de colapso, y que dicho plan no supere los nueve meses de ejecución. Además exigió garantizar agua potable para los internos, agua caliente, luz, gas e instalaciones sanitarias.

En el caso del pabellón 11, donde están alojados internos procesados, el magistrado pidió que se ponga en conocimiento al Juez de Garantías en turno sobre la situación de posible colapso.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas