Mendoza - lluvias lluvias
lunes 16 de mayo de 2016

Cinco escuelas del Este mendocino están sin clases por la lluvia

En San Martín, hay cuatro de las cinco escuelas que quedaron inaccesibles. La otra está en Santa Rosa. Es porque los caminos están en pésimas condiciones.

Cinco escuelas de zona rural de San Martín y Santa Rosa se vieron obligadas a suspender las clases debido a que las lluvias dejaron intransitables los caminos de acceso hasta los edificios.

Las precipitaciones de los últimos días ocasionaron serios problemas en los caminos y senderos en zonas rurales del Este y en estos establecimientos se recomendó dejar sin actividades.

En San Martín, hay cuatro de las cinco escuelas que quedaron inaccesibles. Ellas son la 1-229 España y la 1-516 Reservistas Navales, ambas ubicadas en Carril San Pedro S/N; la 1-298 José Hernández, en Calle Pardo S/N, y la 1-591 Luis María Drago, de Jesús de Nazaret S/N, Colonia Gómez.

Entre las instituciones afectadas también está la escuela albergue 8-704 Andrés Rodríguez, de La Dormida, Santa Rosa, a la cual el transporte no puede acceder. Directivos y el personal docente cumplirá sus labores en la escuela Santa Rosa de Lima, ubicada en la Ruta Provincial 50. También de Santa Rosa, la escuela albergue 8-604 José Néstor Lencinas", de calle Chapini S/N no tendrá actividades escolares.

Por otra parte, hay otras cinco escuelas albergue de la zona que hasta el momento no han presentado problemas. De igual manera, otras dos que durante el fin de semana están albergadas y el martes tendrán la salida aún no han informado dificultades, por lo que mañana seguirán evaluando el estado de sus accesos.

Varias de estas escuelas ya habían informado sobre inconvenientes y durante el fin de semana, luego de un operativo de comunicación conjunto y un análisis de la situación, las autoridades tomaron la decisión de suspender las clases en los casos más difíciles.

Para recuperar el día sin clases, el personal docente trabajará en actividades complementarias y elaborará un cuadernillo de apoyo para que los chicos puedan trabajar en sus casas para recuperar las horas sin clases y de este modo cumplir con el programa educativo establecido a principio de año por los docentes y las instituciones.
Fuente:

Más Leídas