Mendoza - Buenos Aires Buenos Aires
domingo 04 de septiembre de 2016

Cierre del Aeropuerto: se invertirán $1.349 millones

El monto suma lo que cuesta la pista, los traslados terrestres, créditos a operadores turísticos, pista sanitaria y la sala de espera. Diario UNO confeccionó una guía con lo que debe saber todo pasajero que vaya a tomar un avión en estos tres meses.

Desde este momento habrá que luchar contra el reloj. El cierre del aeropuerto El Plumerillo por tres meses está a sólo 72 horas y todo lo que no se ha previsto hasta ahora resaltará cuando deje de funcionar, empujando a las distintas áreas involucradas a diseñar parches como para que ese trimestre no sea caótico para los pasajeros.

El deplorable estado de la pista de aterrizaje, que ya ponía en riesgo la seguridad de los pasajeros, forzó el cierre y con él se sucedieron incontables consecuencias que afectaron a los operadores turísticos, hoteleros, gastronómicos y de transporte, que fueron cayendo como piezas de un dominó puestas una al lado de la otra, reclamando auxilio estatal.

Eso obligó a que tanto el Gobierno nacional como el provincial salieran a apagar los incendios que se generaban a cada momento.

Así cerrar el Aeropuerto mendocino involucró una inversión total de $1.348.931.445.

De esa suma, la obra que requiere la pista, reformar la terminal de pasajeros, el estacionamiento, iluminación y balizamiento supone la mayor parte, ya que todo tiene un presupuesto de $1.182.947.000, que costeará Aeropuertos Argentina 2000. Los más de $1.650 millones restantes saldrán de arcas estatales.

"Ya se comenzó aserrando el hormigón por donde se hará luego el corte. Para la primera etapa se utilizarán 32.000 toneladas de hormigón y 13.500 de cemento", apuntó un ingeniero de la obra.

Transporte terrestre gratis

A fines de mayo se acabó el misterio de quién pagaría los transfers desde Mendoza a los tres aeropuertos alternativos: el Estado nacional invertirá $100 millones con ese fin.

Las empresas que ganaron la licitación para hacer los traslados fueron Tramat y CATA. Para esos micros se destinó de la plataforma 1 a la 5 del ala este de la terminal de ómnibus.

Justo frente a ellas están las oficinas de ambas empresas en las que cada pasajero deberá acreditar que tiene boleto para determinado vuelo y con su identificación se le emitirá un pasaje gratis. Si entre los pasajeros aéreos hay un niño o un discapacitado que viajen solos, ellos necesitarán hacer el tramo terrestre con un acompañante, que también viajará gratis hasta el aeropuerto de destino y para regresar, deberá esperar un colectivo que retorne a Mendoza.

Preembarque para 50 pasajeros

El operativo de traslado supone que cada pasajero llegue a la terminal 5.30 horas antes de la partida de su vuelo. Así, por ejemplo, durante el cierre, si alguien quiere tomar el primer vuelo de San Juan a Buenos Aires un lunes, tendrá que estar en la terminal antes de las 4, ya que está previsto que el micro parta de allí a las 4.23 y llegue al aeropuerto Domingo F. Sarmiento a las 7.23, para que finalmente el vuelo de Aerolíneas salga a las 8.53 (ver horarios en los QR de cada empresa). Quien pretenda hacer un trámite en Capital Federal, debe saber que arribará pasadas las 11.

Cada pasajero sólo podrá tomar el micro indicado para su vuelo, sin chances de embarcarse en otro. Esos choferes no permitirán subir a ningún pasajero que no esté en la terminal.

Obviamente, si alguien quiere ahorrar tiempo, podrá viajar por sus medios al aeropuerto que corresponda. Sólo como dato vale acotar que dejar un auto estacionado en San Juan cuesta $120 diarios y si se viaja en remís cuesta $1.700, desde Mendoza a la aeroestación sanjuanina.

La espera del colectivo se hará en una sala en la planta alta del ala este, con capacidad para 50 personas, que contará con un expendedor de agua y café para amenizar. Acondicionarla costó $187.000, los que pagó el Consejo Federal de Inversión.

Créditos a operadores afectados

Sabiendo que por el cierre perderían clientes y turistas, hoteleros, agencias de turismo y transportes –también se interesaron en los últimos días los empresarios gastronómicos– reclamaron ayuda estatal. El Gobierno decidió entonces destinar $50.000.000 del Fondo para la Transformación y el Crecimiento para créditos con una baja tasa de interés y con financiamiento de 18 meses, incluidos 6 meses de gracia.

Serían para financiar sueldos y alquileres, y dependerán de la cantidad de empleados de cada prestador turístico: hasta 10 empleados $150.000, entre 11 y 20 empleados $300.000 y más de 20 empleados $450.000. Si bien ya ha habido varias consultas, los interesados tienen hasta el 31 de octubre para inscribirse.

info.jpg





Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas