Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 14 de junio de 2016

Cierre del aeropuerto de Mendoza: la IV Brigada Aérea se muda por tres meses a San Luis

Será de septiembre a diciembre, debido a los arreglos por los que deberán cerrar la pista en El Plumerillo. Es la primera vez que la fuerza deberá trasladarse por tanto tiempo desde la guerra de Malvinas.

La IV Brigada Aérea se mudará tres meses a San Luis, en lo que dure el arreglo de la pista de aterrizaje que comparte con el Aeropuerto de Mendoza. Es la primera vez que la fuerza deberá trasladarse por tanto tiempo desde la guerra de Malvinas.

El comodoro Gabriel Bagatello, jefe de la IV Brigada, explicó en una conferencia que ellos no se sienten afectados por el cierre del Aeropuerto. "No fuimos consultados al respecto y tampoco hace falta que lo hagan, nosotros tenemos nuestros planes de contingencia que activamos cuando nos enteramos de que iban a cerrar la pista", dijo.

Bagatello sostuvo que a ellos incluso les conviene que arreglen la pista, porque son los que más la operan. De hecho, tanto los aviones militares como los civiles ocupan la misma pista de despegue y aterrizaje.

"Necesitamos que esté en buenas condiciones y eso nos obliga a ponernos contentos de que la vayan a dejar bien", aclaró. Dado que la brigada hace prácticas de vuelos a diario en ese lugar y no podrá hacerlo durante los tres meses que dure la reparación –desde setiembre hasta diciembre–, se mudarán a la base más cercana, que en este caso es en la V Brigada, en Villa Reynolds, San Luis, en la zona de Villa Mercedes.

"Vamos a operar desde ahí con nuestras aeronaves y lo único que va a quedar acá van a ser los Lama –helicópteros–, porque no necesitan tanto espacio. Los Pampa –aviones de combate– que tengo operativos los voy a replegar allá por tres meses en esa unidad militar", explicó.

El régimen de capacitaciones va a seguir igual. "Nosotros lo planificamos no bien nos enteramos de que podía pasar esto, cuando todavía no estaba seguro el cierre del Aeropuerto, pero empezamos a ver cuáles eran nuestros modos de acción para operar, a nosotros no nos altera en lo más mínimo, Reynolds está acá nomás", aclaró.

Bagatello dijo a Diario UNO que ellos por su carrera militar están acostumbrados a mudarse y a mover a las naves a distintos puntos pero que no es por más de 45 días. "En el '82, para Malvinas, nos fuimos cuatro meses a Río Gallegos", recordó como la última vez en la que la flota de pilotos, aviones, mecánicos y técnicos tuvieron que trasladarse por tanto tiempo. Ahora lo harán por tres meses.

"En caso de una emergencia o de una necesidad operativa de la Fuerza Aérea o del país mismo, se puede aterrizar en cualquier lado; yo necesito 25 metros de ancho y 2.200 metros de largo para poder operar, lo demás es cortar la ruta y aterrizar", agregó.

Dijo que hasta ahora ellos no se habían visto afectados para operar por el estado de la pista. "Pero si la dirección nacional de aviación civil decide que hay que pararla, hay que hacerlo, no cabe duda; no objetamos nada con respecto a eso. A nosotros nos conviene", sostuvo.

Los rescatistas trabajaron en los aludes de enero
El comandante Gabriel Bagatello, jefe de la IV Brigada Aérea, explicó que los helicópteros especiales para rescates en alta montaña, junto con todo el equipo de profesionales, están disponibles para cada vez que se los llame.

“Defensa Civil genera un comité de crisis y lo primero que funciona son los medios provinciales; cuando están superados, nos llaman a los nacionales. Si el gobernador requiere de nuestros medios, él sabe perfectamente cómo pedirlos”, explicó.

De hecho, el equipo de rescate de esta fuerza colaboró en la asistencia de las personas que quedaron varadas y atrapadas en los aludes de enero.




Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas