Mendoza Mendoza
martes 28 de junio de 2016

Centro de Salud de Costa de Araujo: atienden a 100 pacientes en la guardia y faltan médicos

Ese número representa el doble de las personas que se recibían el año pasado. Temen situaciones de violencia. Profesionales y pacientes denunciaron el caos diario que se vive

"En Lavalle, las cosas no cambian hasta que haya un muerto", cuenta un empleado del Centro de Salud de Costa de Araujo, distrito ubicado a 15 minutos del centro del departamento. Lo cuenta porque la situación en su lugar de trabajo es crítica.

Al lado hay un biblioteca popular con inscripciones en la fachada. Los rostros en stencil de Johana Chacón y Soledad Olivera, desaparecidas en democracia, como reza la frase de abajo, abonan lo que dicen en voz baja en el Centro de Salud Nº43. En el aire se palpita esa máxima, ese temor.

Por eso la comunidad reclama por la situación acuciante que atraviesa el "microhospital", la que tiene tres patas. La primera es que muchos empleados no cobran sus sueldos desde hace meses; la segunda es que los insumos no alcanzan, y la tercera es que está desbordada la atención.

Este combo deriva en episodios de violencia que sufren los médicos y enfermeros. Esto, a su vez, opera en desmedro de la incorporación de nuevos profesionales: nadie quiere vivir ese tipo de situaciones. Es un círculo vicioso que atenta contra el objetivo primario del lugar, que es la atención de los vecinos de Costa de Araujo y de otros distritos cercanos.

Los pacientes del lugar no tienen obra social y no les queda otra que acudir a centros de salud u hospitales. Se enfrentan a una encrucijada: o ir al centro de salud –con los problemas que tiene– o viajar al hospital Sícoli, de Lavalle, o al Notti, a unos 50 kilómetros.

"El problema es que comparado con el año pasado se duplicaron los casos que recibimos. En la guardia se atienden 100 pacientes por día y el médico clínico atiende a 50", explicó una persona que trabaja allí.
El aumento de pacientes obedece, según los empleados, a la situación de los centros de salud de los distritos vecinos. Muchos atienden media jornada y sólo dos o tres días por semana. Otros tantos están en peores condiciones que el de Costa de Araujo.

Es por eso que llegan para atenderse personas de distritos como El Carmen, Gustavo André, Asunción, California, Tres Porteñas o El Central; las tres últimas, localidades de San Martín.

Entre los insumos que faltan, los más importantes son los medicamentos temporales, para los tratamientos ambulatorios. Pero también faltan para la manutención del centro de salud. Los propios profesionales tuvieron que comprar de sus bolsillos desde ampollas hasta focos para la luz.

"Los médicos hacen de todo. Están quemados de trabajar y cuando llega una urgencia no podés no atenderla porque si no la atendés hay violencia", dijo otro médico, que vive el día a día en Lavalle, esperando que las cosas cambien para el bien de todos.

Desde el ministerio no pudieron dar una respuesta ayer y se comprometieron a analizar el caso de Costa.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas