Mendoza - Malargüe Malargüe
jueves 20 de abril de 2017

Centro espacial de Malargüe, soporte de expediciones al Sol, Júpiter y Mercurio

La estación espacial ubicada en el sur de Mendoza ya se prepara para ser soporte de estas nuevas expediciones al espacio profundo.

Desde que eligieron Malargüe como el lugar ideal para que funcionara la estación Deep Space Antenna –la DSA-3–, pieza fundamental para la Agencia Espacial Europea (ESA), Mendoza pasó a ocupar un lugar preferencial en el estudio del espacio en diciembre de 2012, cuando se puso oficialmente en funcionamiento.

Desde entonces, no sólo cumplió con las expectativas, interviniendo en misiones históricas, sino que será crucial para darle soporte a nuevos desafíos, como el estudio de Mercurio, Júpiter, el Sol y referidos a la materia oscura.

Para estos cometidos, que podrían lograr resultados trascendentales, es fundamental la actualización tecnológica de la estación de 35 metros de diámetro y 40 metros de altura, que está ubicada a unos 50 kilómetros de la ciudad malargüina (camino a la Laguna de Llancanelo), lo que será posible gracias a una inversión de más de 4 millones de euros que la ESA anunciará el martes próximo. Ese día, una comitiva internacional desembarcará en el sur mendocino para mantener una reunión con autoridades provinciales y nacionales.

"La inversión se destinará a cambio de equipamiento en lo que concierne a la banda base para soportar los requerimientos en cuanto a ancho de banda para las misiones futuras. Además, el representante de la ESA que nos visitará es de muy alto nivel y compartirá los avances en ciencia que se hacen desde Mendoza", explicó Diego Pazos, coordinador de las actividades de la agencia en Argentina, con respecto a la llegada a la DSA-3 de Rolf Densing, director de Operaciones.

Más allá de que la inversión será específicamente para la estación, sus referentes adelantaron que en este encuentro buscarán interiorizarse acerca del avance de obras estatales para la zona que fueron parte del acuerdo de implementación que firmaron con Argentina hace unos años, como es la pavimentación de la Ruta Provincial 183 y la ampliación de la red eléctrica, que iría de los 13,2KV a los 33KV.

"En términos operativos, la estación espacial ha cumplido con todas las expectativas y estuvo a la altura de lo requerido en todos los casos. Ha soportado varias misiones, como Venus Express y Rosetta –histórico aterrizaje del robot Philae sobre un cometa–", aseguró Michel Dugast, representante de ESA en Argentina y responsable de la estación de Malargüe, detallando que hoy están aportando datos, entre otros, a Mars Express, que es un satélite que orbita Marte; a Gaia, un telescopio que está haciendo un relevamiento de estrellas, y a Lisa Pathfinder, misión de demostración de tecnología para un futuro proyecto de detección de ondas gravitacionales en el espacio.

También es parte de Exomars, que es preliminar a Exomars 2020, que es la misión que buscará en 3 años –por segunda vez– explorar si hay vida en Marte, entre otras averiguaciones específicas.

"Va a ser fundamental para esta misión la DSA-3. Tendrá un rol clave y está planteada para que siga teniéndolo. Es una estación que tendrá mucho trabajo a futuro", adelantó el especialista, enumerando como misiones fundamentales las que tendrán con BepiColombo, que estudiará a Mercurio; la Solar Orbiter, para observar la actividad del Sol; Juice, que explorará Júpiter y Euclid que estudiará la materia oscura.

La Estación de Malargüe será crucial, ya que juega un papel importante en las comunicaciones con las misiones al espacio profundo junto a las antenas de Cebreros (España) y de Nueva Norcia (Australia). "La Estación Espacial garantiza que la Agencia Espacial Europea tenga cobertura sobre cualquier punto del espacio las 24 horas. Está localizada a 120 grados de diferencia de las otras dos estaciones, lo que les permite mantener la visibilidad sobre un punto permanentemente. Además es un complemento de las estaciones de la NASA en el Hemisferio Norte", agregaron.

malargue-1.jpg

Actualidad
La estación se opera remotamente desde el centro de operaciones de la ESA en Alemania.

Físicamente cuenta con un equipo de 7 técnicos e ingenieros argentinos que garantizan el mantenimiento y soporte operativo de la estación y las misiones. Los insumos y el recurso humano es, prácticamente, de Malargüe, ya que muchos de los involucrados se han reubicado en esta comuna para poder trabajar allí.

"El objetivo a futuro es que sea coordinada y operada por técnicos de Malargüe. Tenemos visitas por parte de los colegios. Porque queremos inspirar a los jóvenes a que se preparen y se formen, para que día de mañana nos reemplacen", agregó Pazos, que es oriundo de Buenos Aires pero que estuvo viviendo en Mendoza durante 5 años.

malargue-2.jpg

Fuente:

Más Leídas