Mendoza Mendoza
miércoles 17 de agosto de 2016

Celeridad y oralidad, los objetivos que persigue el Gobierno con la reforma del Código Procesal Penal

La Cámara de Diputados tratará hoy una serie de reformas propuestas por el gobierno provincial. El subsecretario de Justicia, Marcelo D´Agostino, detalló los puntos más importantes

a noche, dos autos salen de una vivienda. Sus ocupantes acaban de golpear a los moradores y pretenden huir en los vehículos. En uno habían llegado los delincuentes, el segundo pertenece a las víctimas. Ambos van cargados de electrodoméstico. Pocos minutos después, un móvil policial los observa, los ve sospechosos y comienza a seguirlos, cuando se separan, en Guaymallén, los uniformados deciden continuar detrás de uno de ellos, hasta finalmente recuperarlo. A las cuadras, desde otro auto les hacen señas de luces. Es el cómplice que no sabe que el primer auto está en poder la policía y termina detenido. El 21 de junio, el fiscal Galdo Andreoni pidió una audiencia oral de prisión preventiva, el juez David Mangiafico la otorgó y dentro de esta, se realizó un juicio abreviado. 19 días hábiles después, el ladrón es condenado a cuatro años y medio de prisión. Esa misma celeridad judicial es lo que el gobierno provincial pretende con la reforma del Código Procesal Penal, que será tratada este miércoles en la cámara de Diputados.

Principales puntos

Desde que comenzó el gobierno de Alfredo Cornejo, han sido casi una decena las reformas que han salido desde el Poder Ejecutivo y que tienen que ver con Seguridad, entre ellas, la de prisión preventiva, pero este miércoles, la Cámara Baja tratará una reforma al Código Procesal Penal, que tiende a acelerar los procesos judiciales mediante la oralidad.

"En el proceso penal tenemos dos grandes etapas: la investigación preparatoria, donde el fiscal reúne todas las pruebas, eleva o sobresee y la segunda etapa que es la de debate oral", explica el subsecretario de Justicia, Marcelo D´Agostino, y agrega, "con este proyecto estamos tendiendo a acelerar el proceso dándole oralidad a las audiencias. Hay muchos actos procesales a los que estamos dando las características de audiencias orales, por ejemplo, la posición de elevación a juicio, la audiencia de prisión preventiva, las nulidades, etc.", afirma.

En cada uno de estos procesos, el fiscal tiene que estar presente y es allí donde aparece una de las partes más importantes de la reforma, ya que, en caso de que esta sea aprobada, los fiscales podrán delegar actos procesales en sus ayudantes, principalmente para los casos correccionales o de delitos menores, que son el 63 por ciento de los hechos, explica el subsecretario de Justicia.

Otro de los puntos, también tendientes a acortar los tiempos judiciales tiene que ver con la implementación de notificaciones electrónica y la prohibición de movimiento de expedientes para vistas o notificaciones.

"Hoy en día, cuando hay que notificar al fiscal o a la defensora oficial, se hace con el traslado de expediente. Pasa una semana para una notificación simple", aseveró D´Agostino, y agrega que al pasar a ser electrónica, automáticamente se reducen en varios días el tiempo.

Un punto clave también en la reforma tiene que ver con el papel de los abogados querellantes, es decir, aquellos que representan a la víctima.

Esta figura se incorporó con la Ley 6.730 y permitía que un abogado particular participara del proceso solamente desde el momento en que exista un imputado. Con la reforma, el querellante podrá incorporarse desde el momento en que se inicia la investigación y hasta que esta culmine. La razón: "A veces los querellantes pueden aportar pruebas importantes al proceso y antes no podían hacerlo si no habían imputados", manifiesta D´Agostino.

"Otro elemento que se incorpora, para evitar la suspensión de las audiencias, es que los imputados puedan tener más de dos abogados, sin límite, pero que en cada acto procesal, simultáneamente, no podrán actuar más de dos. Esto fue una petición del Colegio de Abogados", señala el funcionario y remarca que todos estos cambios "serían satélites para lo fundamental del proyecto que son las audiencias orales".

"Es muy importante la colaboración de los jueces y fiscales, si logramos la colaboración d ellos, vamos a acelerar el proceso. Es muy importante que la Justicia nos acompañe, que lo están haciendo y necesitamos que sigan comprometidos. Entre el Ejecutivo y el Poder judicial, trabajando juntos, podemos combatir la inseguridad", señala el subsecretario de Justicia.

La promesa nunca cumplida

Durante los gobiernos de Celso Jaque y de Francisco Pérez, varias veces se prometió ampliar el Código Procesal Penal a toda la provincia. Actualmente, en Mendoza, dos de las circunscripciones judiciales se manejan con el nuevo, en donde las investigaciones son llevadas por los fiscales, mientras que en el Sur y Valle de Uco, estas son llevadas por los jueces de Instrucción.

"En los departamentos estamos trabajando y es un compromiso que ha asumido el posible futuro Procurador, Alejandro Gullé, para que se implemente el mismo Código en toda la provincia. Estamos trabajando firmemente para que en esta gestión haya un solo Código", señaló D´Agostino.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas