Mendoza - SUTE SUTE
miércoles 16 de agosto de 2017

Cambiaron el sector de ingreso de los docentes y aseguraron que ahora deben cruzar por los pabellones

El SUTE reclamó que el cambio decidido por el Servicio Penitenciario fue de forma arbitraria. Peligra la educación de 300 internos que asisten a clases.

El SUTE denunció que el Servicio penitenciario cambió el sector de ingreso de los docentes de la escuela primaria y secundaria del penal Boulogne Sur Mer, por lo que deben atravesar por el corazón de la cárcel para llegar a las aulas y no está garantizada su seguridad.

Sebastián Henriquez, titular del gremio docente, indicó a este portal que "el Servicio Penitenciario definió unilateralmente un cambio importante en el ingreso y circulación de los docentes y directivos que garantizan el servicio educativo dentro del penal, que cuenta con 300 alumnos, y ahora deben atravesar por zonas de pabellones, zonas de riesgo y entienden los docentes que no está garantizada la seguridad".

Además detalló: "No pueden garantizar el Servicio Penitenciario ni siquiera una guardia completa que acompañe a cada docente en el trayecto de ida y vuelta".

Hasta hace un par de semanas, estos docentes ingresaban por una zona común que existe con la Universidad que funciona dentro del penal de Capital que permitía un acceso directo y seguro a la escuela, pero "dicen que hubo algún problema de seguridad que no termina de quedar claro y definieron unilateralmente ese cambio", sostuvo Henriquez.

Explicó que la situación se agravó aún más cuando el sindicato se hizo presente en la cárcel ubicada en calle Boulogne Sur Mer, de Capital, para constatar la situación denunciada por los docentes, pero no les permitieron el ingreso.

"Desde el jueves pasado que estoy tratando de ingresar al penal presentando notas formales al ministro de Seguridad -Gianni Venier- y nos están negando el acceso lo cual es absolutamente inconstitucional porque se está vulnerando el derecho de los trabajadores a que sus representantes constaten sus situación", dijo el titular del gremio docente. "Esto le pone una gravedad más porque desprotege mucho más a los docentes que no tiene ningún recurso para que alguien los acompañe y constate lo que está ocurriendo".

Durante la mañana de este miércoles Henriquez volvió a presentarse en el penal Boulogne Sur Mer, junto con la directora de la escuela que allí funciona, pero ni siquiera a ella le permitieron ingresar: "Le prohibieron el ingreso a ella y no nos explican por qué".

La semana pasada las clases fueron suspendidas a la espera de una respuesta o un cambio por la seguridad de los educadores. El viernes decidieron volver a las aulas a la espera de una respuesta de las autoridades hasta este jueves, cuando van a realizar una asamblea para definir los pasos a seguir.

"Si no hay respuesta lo más probable es que mañana -jueves- en asamblea se vuelva a definir la suspensión de clases", expresó Sebastián Henriquez: "No vamos a arriesgar a los docentes por un capricho del ministerio de Seguridad o de las autoridades del penal".

Henriquez también indicó: "Esto vulnera el derecho de los alumnos que son los que van a ver resentida la educación. Una de las pocas cosas que funciona bien dentro del Servicio Penitenciario es el servicio educativo, es uno de los pocos derechos que están garantizados".

El SUTE fue recibido por el Juez de Ejecución Penal, Sebastián Sarmiento, quien les expresó preocupación por lo ocurrido: "Coincide que el cambio de ingreso es arbitrario y que no fue notificado, que es un riesgo y coincide que es una falta de respeto que nos tengan en la puerta y no nos hayan dejado ingresar".

En esta reunión Sarmiento propuso una audiencia de conciliación para mañana jueves en la cual va a notificar a las autoridades del penal para que se sienten a dialogar con los docentes y poder garantizar el derecho educativo de los alumnos y también la seguridad de los docentes.

Fuente:

Más Leídas