Mendoza Mendoza
miércoles 26 de octubre de 2016

Buscarán documentar a centenares de chicos en las escuelas

Se convocó a referentes del Registro Civil y del Ministerio Público, quienes decidieron que un móvil judicial sea el que acerque la documentación a las escuelas

"El primer derecho de un niño es a tener un nombre y una identidad. Por eso, cuando vino Mónica Coronado, subsecretaria de Gestión Educativa de la DGE, diciendo que habían detectado que muchos chicos llegan al colegio sin estar documentados, implementamos una estrategia para que se les respete aquel derecho", contó ayer la jueza María Fontemachi, quien lidera la Asociación Latinoamericana de Magistrados, Funcionarios, Profesionales y Operadores de Niñez, Adolescencia y Familia (Alampyonaf).

Ante el planteo, se convocó a referentes del Registro Civil y del Ministerio Público, quienes decidieron que un móvil judicial sea el que acerque la documentación a las escuelas y que esos profesionales puedan también detectar, si las hay, otras carencias que pudieran vulnerar derechos.

La necesidad de contar con este servicio surgió cuando desde la Dirección General de Escuelas detectaron que centenares de chicos del Nivel Primario habían llegado a escolarizarse, pero no tenían ni siquiera la partida de nacimiento. A ellos se sumaban otros del Nivel Secundario e, incluso, jóvenes que estaban terminando la escolaridad en centros de adultos, que no tenían sus documentos o nunca los habían actualizado.

"Con este diagnóstico se decidió que el móvil comience su recorrido en los colegios en los que la DGE detectó estas faltas de documentación o en las escuelas que puedan hacer de cabecera en las zonas rurales de algunos departamentos. En principio ese móvil contará con personal del Poder Judicial, del Ministerio Público, del Registro Civil y vamos a convocar también a personal del Ministerio de Desarrollo Social, fundamentalmente del Organismo Administrativo Local para que puedan actuar si se detecta otro tipo de carencias", apuntó Fontemachi.

Ya que en la lista habrían varios casos en los que chicos mayores de 12 años no aparecen documentados, para resolver eso se convocó al Poder Judicial con el fin de que en esas situaciones actúen los distintos Juzgados de Familia.

La idea de que este móvil se acerque a los colegios busca fundamentalmente acercar el servicio a zonas alejadas de la provincia, cuyos pobladores muchas veces no tienen los recursos para sortear las distancias con el registro civil más próximo, y a la vez generar que los padres tomen conciencia de la importancia de que sus hijos cuenten con la documentación que les acredita identidad y poder dotarlos de ellos antes de la próxima inscripción escolar para el año lectivo 2017.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas