Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
lunes 11 de julio de 2016

Buscan que la figura del comisario vuelva a concentrar poder de mando

Esta semana se anunciará en General Alvear una prueba piloto que tiende a corregir decisiones de fines de los '90 que fragmentaron la conducción policial.

Desde que llegó al Gobierno de Mendoza, Alfredo Cornejo inició una reestructuración de la Policía que va progresando por partes. Esta semana se conocerá uno de los capítulos, tal vez, el de mayor impacto desde la reforma policial que comenzó a gestarse un 28 de diciembre de 1998 con la revuelta policial durante el gobierno de Arturo Lafalla.

El Ministerio de Seguridad que conduce Gianni Venier dio luz verde para comenzar una prueba piloto que implicará devolverle la estructura verticalista que supo tener la Policía concentrando todas las dependencias que hay en un departamento bajo el único mando del comisario.

El concepto de esta contrarreforma es terminar con una estructura fragmentada con dependencias que actúan cada una por su cuenta. Así, áreas como Bomberos, Investigaciones, Lucha contra el Narcotráfico, Policía Rural, la Vial o Cuerpos especiales cortarán el cordón umbilical con el jefe máximo que tenía cada una con asiento en Mendoza, para depender exclusivamente del comisario que esté al frente de la Jefatura Departamental.

Dentro del paquete de cambios, divisiones como la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) dejarán de tener razón de ser, las disolverán y reubicarán el recurso humano y material según lo disponga el comisario. La premisa es que sea una fuerza unificada con una escala jerárquica que termine en sola cabeza.

Por una cuestión de operatividad, el tubo de ensayo para iniciar el camino de la contrarreforma será General Alvear.

"Al ser menos la cantidad de recursos es más práctico para analizar la marcha y corregir los defectos que puedan haber", confió Gianni Venier, ministro de Seguridad.

Las medidas terminaron de acordarse en una reunión que hubo en la cartera de Seguridad entre Venier y el intendente Walther Marcolini la semana pasada y el anuncio oficial, en principio, está previsto para mañana en el palacio comunal. Sin embargo el Ministro prefirió no atarse a un día en particular por los problemas de agenda que puedan surgir.

"La idea es que sea este martes pero no puedo atarme a un día en particular, en este ministerio siempre surgen imprevistos", explicó Venier. Eso sí, a renglón seguido dejó en claro que la decisión no tiene marcha atrás y el anuncio "no va a pasar de esta semana".

Policía atomizada
"Encontramos una policía atomizada que hace que en vez de tener una fuerza con 1000 efectivos tenemos una policía de 20 (unidades) con 500 policías", remarcó el ministro Venier.

El titular de la cartera de la cartera de Seguridad explicó que los cambios de fondo que plantearán reestructurando la fuerza no es otra cosa que "ordenar la jerarquía de mando" porque "hubo muchas decisiones del Poder Ejecutivo que tendieron a una fragmentación de la policía".

"Se crearon unidades separadas que iban pasando por distintas partes del organigrama de la policía, con un jefe y con una jerarquía que no los manda nadie. Desarmaron las comisarías y les quitaron todo el poder", indicó el ministro.

Para Venier, dar marcha atrás con las modificaciones que implantó la Ley 6.722 en la reforma de 1999, no es volver al pasado sino corregir aspectos "que se hicieron mal".

"Lo que vamos a hacer en Alvear, es lo que se hace en todos los lugares del mundo. No es volver para atrás, las policías del mundo trabajan sobre sistemas verticalizados donde sin hay divisiones operativas pero con un sistema de jerarquías para dar orden", sostuvo.

El control será más sencillo
El presidente de la Inspección General de Seguridad, Marcelo Puertas, está en consonancia con las medidas que tomarán en Seguridad aunque dijo que deben ir acompañadas de un mayor poder de control a la IGS.

"Hay que fortalecer las comisarías y fortalecer también el órgano de control para que controle como corresponde", subrayó Puertas.

En la visión de Puertas, devolviéndole el poder al comisario se podrá articular mejor la prevención y también el control porque ante cualquier inconveniente "le pido explicaciones exclusivamente al jefe departamental".

También opinó que la reestructuración policial, no es volver a viejas épocas porque en los años '90 "porque la IGS aun no existía".

Cuerpos policiales unificados: el fin de la dispersión
Bajo el mando del comisario inspector Antonio Cáceres, titular de la jefatura alvearense, sólo estaban las comisarías 14ª de Ciudad y la 46ª de Bowen, con sus destacamentos, y la UEP.

Con las nuevas medidas que implementará el Ministerio de Seguridad, el resto de las unidades que tienen asiento en el departamento (Bomberos, Investigaciones, Policía Científica, Rural, Vial, la División Investigaciones, Cuerpos Especiales y Lucha Contra el Narcotráfico) estarán a las órdenes de Cáceres y él será el máximo responsable.

Como el comisario tendrá autoridad para disponer de todas las movilidades afectadas a Alvear y la nómina completa de policías (220), la UEP dejará de operar como una estructura independiente y pasará a formar parte del cuerpo policial unificado.

Parte del personal será afectado al destacamento en el distrito Colonia Alvear Oeste, que crearon para esta ocasión y formará parte de los anuncios, mientras la otra parte continuará con los patrullajes. Es decir, dedicar los recursos a la prevención.
Fuente:

Más Leídas