Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 08 de septiembre de 2016

Buscan incentivar la inmunización contra el virus del papiloma

El Gobierno lanzó una campaña para que las niñas nacidas entre el 2000 y el 2005 reciban el esquema completo.

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), causante del cáncer de útero, no logró la adhesión esperada desde su incorporación al calendario oficial de inmunizaciones en el 2000, aún cuando es gratuita y previene una enfermedad grave. En Mendoza, desde su implementación hasta la fecha, fueron aplicadas 164.689 dosis a las niñas de 11 años, pero sin completar el esquema de 3 dosis, algo absolutamente necesario para que la cobertura sea realmente efectiva.

Según datos oficiales, el 88% de las chicas recibió una primera dosis, el 71% volvió por la segunda dosis, pero ninguna llegó a la tercera dosis. A nivel nacional, fueron colocados más de 3 millones de vacunas, pero solo el 83,5% inició el esquema y sólo la mitad de las chicas recibió la segunda dosis. Esto indica que a Mendoza le fue un poco mejor que al país respecto al nivel de convocatoria, pero en ningún caso se ha alcanzado el objetivo buscado, es decir, que estas adolescentes estén protegidas realmente contra el papiloma.

En este contexto, el Gobierno nacional impulsa una campaña para completar el esquema destinado a chicas nacidas entre el 2000 y el 2005, inclusive, que durará hasta diciembre. La vacuna es gratuita y estará disponible en todos los centros de salud y en el Vacunatorio Central.

Iris Aguilar, jefa del Programa de Inmunizaciones de la provincia, explicó que la vacunación también está dirigida a las adolescentes que no recibieron nunca una dosis, ya que están a tiempo de colocársela.

"Hay papás que creen que porque sus hijas tienen 16 años es tarde para vacunarlas, esa chica tiene su vacuna disponible. Y si alguna niña se puso una o dos dosis, lo que tiene que hacer es acercarse para que se le complete el esquema de tres dosis, necesario para prevenir el VPH, que es el agente causante del cáncer de cuello de útero", dijo la funcionaria.

Además aclaró que "no hay dosis perdidas" porque se colocó la primera dosis y pasó mucho tiempo desde ese momento, ya que "el cuerpo tiene memoria inmunológica".

Sin embargo, subrayó que sólo completarán el esquema en aquellas chicas que puedan acreditar con el carnet de vacunación las dosis que se pusieron. Si no cuentan con ello, se procederá a iniciar el esquema como si nunca se hubiera inmunizado.

Según la edad
Otro detalle muy importante está referido a la cantidad de dosis que recibirán de acuerdo a la edad de la adolescente: para las menores de 14 años, el esquema es dos dosis separadas por seis meses, ya que en esa edad se ha comprobado que se obtiene la misma respuesta inmune que con el esquema de tres dosis. Esto es así porque la vacuna ha sido actualizada y está en vías de desarrollo, una vacuna de una sola dosis.

En cambio, para las chicas mayores de 14 años, se requerirán las tres dosis (luego del inicio, se pone la segunda dosis a los 2 meses y la tercera a los 6 meses).

Consecuencias de la enfermedad
Cada año, son detectados en Mendoza 130 casos nuevos de cáncer causado por el VPH y de este grupo, unas 50 mujeres fallecen porque llegan a la consulta médica cuando la enfermedad ha avanzado mucho, ya que en general no da síntomas en etapas tempranas. Por esto mismo, es deseable la realización anual del Papanicolau como método de prevención efectivo en la detección de cualquier cambio dentro del útero que pudiera indicar la aparición de un tumor.

La tasa de incidencia de la enfermedad es del 12,9 cada 100.000 habitantes, considerada por los expertos como un dato muy alto en relación a la población mendocina. Ataca fundamentalmente a jóvenes, pero un poco más a las mujeres entre 30 y 49 años.

Ahora, esta tasa de incidencia sube en zonas alejadas del Gran Mendoza o rurales de la provincia, poniendo en evidencia las dificultades de accesibilidad en cuanto a los controles ginecológicos preventivos.

En General Alvear, por ejemplo, el índice sube al 16,8/100.000 habitantes; en San Rafael y Malargüe supera el 19/100.000 habitantes y en Lavalle llega al 20,5/100.

Oscar Sagás, subsecretario de Gestión de Salud, reconoció que la alta mortalidad por cáncer de útero está relacionada a los problemas de accesibilidad por las que atraviesa aún la provincia, a pesar de tratarse de un examen sencillo.

El funcionario informó: "A través del programa multidisciplinario Aprender con Salud se está articulando con las escuelas para aprovechar que las madres que participan se hagan el Papanicolau para prevenir el cáncer de cuello, que es el tercero en importancia respecto a la mortalidad que produce, luego del de mama y del colon en mujeres". En ese programa, entre otras cosas, se revisa la salud bucal del niño, el peso, la talla y también se invita a las madres a realizarse los controles ginecológicos.

Para prevenir, los varones también serán vacunados
Una de las novedades que trajo la campaña contra el virus del papiloma humano es la incorporación de los varones a la estrategia preventiva, ya que son los que suelen contagiar a las mujeres de alguno de los virus.

Según indicaron desde el Ministerio de Salud de la Provincia, es posible que desde el año que viene, la vacuna contra el papiloma humano sea también colocada a los varones. Es factible también que se empiece a partir de los 11 años, igual que las nenas. De todos modos, aún está en análisis cómo será implementada en este caso. En general, se recomienda colocarla antes del inicio de las relaciones sexuales.

papiloma2.jpg

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas