Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 22 de marzo de 2016

Buscan entrenar a los empleados de bancos para que atiendan mejor

Se trata del programa Buen Trato al Adulto Mayor, que además busca darles mayor información a los clientes.

A través de un programa especial, el Gobierno de Mendoza busca capacitar a empleados públicos y privados de los bancos y ayudar a los adultos a utilizar servicios como tarjetas de débito, que descomprimirían las largas colas que se arman, por ejemplo a fin de mes.

La semana próxima se hará una prueba piloto del programa Buen Trato al Adulto Mayor, en el Banco Nación, para ver cómo funciona, ya que la idea es colaborar para mejorar los servicios bancarios.

Precisamente en esa entidad es donde más demoras se presentan a la hora de cobrar sueldos, pensiones y programas sociales, entre otros, debido en parte a la gran cantidad de clientes que tiene.

"Muchos usuarios le tienen miedo al cajero, no hacen compras por débito, y por eso buscamos apoyarlos, enseñarles cómo se usan y que sean adultos responsables", explicó Mónica Nofal, directora de Defensa del Consumidor.

Comentó además que si bien se van a realizar tareas para colaborar, hay acciones que le corresponden al banco, como incorporar más personal, más cajas o dinero en los cajeros.

"Nos interesa que se solucione el problema, por eso queremos ayudar a las entidades, pero esto no significa que no vayamos a poner multas si se cometen infracciones cuando las colas superan los 30 minutos de tolerancia", dijo la funcionaria.

Hizo hincapié en la necesidad administrativa y operativa de avanzar en la reducción de reclamos, ya que el organismo que conduce recibió de la gestión anterior un caudal de expedientes superior a las 12.000 piezas administrativas, y sólo en lo que va del año ya hay unos 1.680 expedientes.

Otro de los problemas que tienen los usuarios, dijo Nofal, es que muchos desconocen los ítems de descuento en sus bonos, "se encuentran con falta de dinero en cajeros, y además hay que hacer mejoras considerables en la atención a los adultos mayores".

"También hay aspectos relacionados con la negativa de algunos bancos de recibir las tarjetas de débito de la cuenta sueldo de otras entidades, a pesar de coincidir en el uso de la red Link", expresó la directora de Defensa del Consumidor.

La obligatoriedad de disponer de un libro de quejas en cada sucursal como así también de abrir la opción de selección para los casos en que los clientes prefieran el sistema tradicional de envío de resumen u otro, o bien adherirse a servicios on line, es otro de los temas que interesa resolver. En este sentido, se acordó en una reunió con las entidades bancarias y funcionarios avanzar en la creación de una línea directa de comunicación para la resolución expeditiva de los reclamos de usuarios bancarios.

A modo de conclusión del encuentro, el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia de Mendoza, Dalmiro Garay, junto con el subsecretario de Justicia y Relaciones Institucionales, Marcelo D'Agostino, manifestaron que es importante seguir avanzando en la resolución de conflictos, facilitando así la gestión de los trámites que realizan diariamente miles de mendocinos, y comprometiéndose al mismo tiempo a sumar esfuerzos para colaborar con las entidades bancarias.

Se estima que en el futuro habrá reuniones con empresas de servicios técnicos y del rubro de medicina prepaga con similares características a las desarrolladas recientemente con comercios de electrodomésticos y la reciente realizada con los bancos.

Buscan aplicar "políticas amigables" para perderle el miedo a la tecnología
Aldo Sáez, titular de la Dirección de Adultos Mayores, comentó que en la reunión con las entidades bancarias se puso en consenso la necesidad de trabajar con políticas más amigables con el adulto mayor, "para que éste pierda el miedo al actuar con servicios bancarios tecnologizados y aprenda a desenvolverse con éstos, respetando y considerando también ciertas prácticas de las personas mayores que habitualmente desarrolla en su vida diaria".

Contempló la posibilidad de que a fin de este año se entreguen certificaciones a aquellas entidades que tratan bien o mejor a los clientes de edades avanzadas.
"Nos interesa que se solucione el problema, pero eso no significa que no vayamos a poner multas si se cometen infracciones" (Mónica Nofal, directora de Defensa del Consumidor).
Fuente:

Más Leídas