Mendoza Mendoza
sábado 28 de mayo de 2016

Buscan ayuda para los productores mendocinos

El diputado Ricardo Mansur (UCR) quiere que Mendoza adhiera a la Ley de Emergencia Agropecuaria Nacional.

Que el productor vitivinícola tenga los recursos suficientes para realizar las tareas culturales, que pueda pagar los salarios y que el trabajador rural conserve su fuente de trabajo y tenga dinero para llevar a su casa. Esto es, básicamente, lo que persigue el diputado provincial Ricardo Mansur (UCR) con el proyecto de ley que presentó en Diputados para que Mendoza adhiera a la Ley Nacional de Emergencia Agropecuaria (25.509).

La provincia ya tiene su propia legislación para la mitigación de desastres agropecuarios, pero a diferencia de la norma nacional, su letra no incluye los aspectos biológicos de la emergencia, es decir, los relacionados con la prevención y erradicación de las enfermedades agrícolas. Por eso, Mansur quiere que se modifique.

La Lobesia botrana tiene como principal alimento la vid. Se la conoce también con el nombre de polilla de la vid, aunque en ocasiones afecta a las ciruelas.

Esta plaga provoca daños irreversibles en la producción vitivinícola debido, fundamentalmente, a la destrucción de los granos.

Esta temporada Mendoza tuvo una de las peores vendimias que se haya registrado en años y mucho tuvo que ver la polilla de la vid.

Pero el daño no se limita sólo a la merma en la cantidad de la producción. En las uvas para vinificar, además de los residuos que dejan los hongos, la polilla de la vid transmite mal olor a los vinos, así que también afecta a la calidad.

"Esta temporada hubo 7 millones de quintales de uva menos. Entre otras causas fue por la presencia en los viñedos de la Lobesia botrana", dijo Mansur.

Una de las maneras de propagación de esta enfermedad se da por el movimiento de maquinaria sin desinfectar. Así, la polilla de la vid habría ingresado a la provincia en maquinarias que llegaron importadas desde Chile. "Es así, en Mendoza en 2010 no teníamos esta enfermedad", recordó a UNO Mansur.

En el vecino país a la Lobesia botrana se la eliminó con la colocación de trampas de atracción sexual. Se trata de un procedimiento altamente efectivo, pero el problema, según Mansur, es el alto costo ya que su colocación obliga a cada productor a realizar una inversión cercana a los U$S200 por hectárea.

"Para eso serviría, entre otros beneficios, la modificación de la ley provincial, para tener los fondos necesarios para que los productores mendocinos puedan colocarlas", dijo Mansur.

El proyecto del legislador radical no busca sólo mitigar los efectos de una vendimia "que no ha sido de las mejores para Mendoza", sino que también apunta a la prevención, ya que, de otra manera, en la próxima vendimia la provincia estaría en una situación similar.

Mejor financiamiento

En lo que va del año ya se declaró la emergencia agropecuaria para Mendoza, La Rioja, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe, Formosa, Catamarca y Río Negro.

Para estas provincias, el Banco Nación tiene a disposición herramientas financieras que contemplan las necesidades de los sujetos afectados: refinanciaciones, préstamos para capital de trabajo, otorgamiento y sobregiros en descubierto en cuentas corrientes bancarias, descuento de cheques de pago diferido, créditos para el pago de deudas previsionales e impositivas y adquisición de bienes de capital, entre otros destinos. También tienen beneficios ante la AFIP.
Fuente:

Más Leídas