Mendoza - Las Heras Las Heras
jueves 27 de julio de 2017

Belén y Ludmila, las hermanas que dieron a luz juntas

Tuvieron el parto el martes a la misma hora en el hospital Carillo, de Las Heras. La curiosa historia detrás de esta rara coincidencia

Dicen los gurúes de la espiritualidad que las coincidencias no existen, sólo hay sincronicidades y todo sucede por una razón. El martes ocurrió un hecho feliz e insólito. Dos hermanas de Las Heras dieron a luz el mismo día y por pocos minutos de diferencia. Los médicos y parteras del hospital Carrillo no lo podían creer y aseguran que es inédito ya que no recuerdan un caso similar.

Una de las protagonistas de esta historia es Ashlyn y nació a las 16.15. Su mamá se llama Belén Galdame (28) y su papá es Leonardo Ponce (30). La pareja está construyendo su casa en El Borbollón y tiene dos hijas más, Priscila (8) y Bianca (4). Benjamín nació a las 16.33 y es el primogénito de la familia, haciendo honor al nombre que eligieron sus padres, Ludmila Galdame (16) y Marcos Guzmán (23) del barrio Santa Teresita. En su caso, viven en la casa de la suegra del papá primerizo que busca trabajo de albañil o pintor.

madres hermanas3.jpg

Los primos vinieron al mundo por parto natural y respetando los nueve meses de gestación. Pesaron casi lo mismo: 3,600 kilogramos la nena y 10 gramos más el nene. Pese a estar unidos por su fecha de cumpleaños durante el resto de sus vidas, los separa una rivalidad que no les pertenece y quizás cuando sean grandes puedan cambiar. Mientras uno es de River Plate, el otro es de Boca Juniors.

Por ímpetu de los mayores, Ashlyn ya es hincha de los Millonarios y Benjamín de los Xeneizes. Ayer ya tenían debajo de sus monitos, camisetas representando a los equipos favoritos de sus padres. En unos años, cuando crezcan, sabremos si ambas familias lograron contagiarles la misma pasión por el fútbol que demostraron ayer en la habitación del sanatorio que compartían.

"Nunca nos imaginamos que podíamos tener a nuestros hijos casi en simultáneo. Mi hermana llegó a las 11 y estuvo más tiempo con trabajo de parto. A mí me empezaron también a dar contracciones y vinimos al hospital como a las 13", recuerda Belén, la más experimentada de las dos integrantes de una enorme familia.

madres hermanas2.jpg

"Somos ocho mujeres y dos varones. En nuestra casa éramos muchos", cuenta Ludmila preparándose para el horario de visitas, superconcurrido por amigos. Marcos describe que el nacimiento los tomó por sorpresa y que sus padres están de vacaciones en Córdoba y conocen a su nieto por la televisión. "Ya son famosos", dice con su hijo en brazos.

Es que la coincidencia llamó tanto la atención que el hecho ya se dio a conocer en otras provincias. "Los médicos se sacaban fotos con nosotros, estaban entusiasmados. Hemos recibido mucho amor y cuidado de las parteras, María Ángeles y Gianina, que se emocionaron y nos trataron muy bien", agradece Leonardo.
Otro de los aspectos en el que los querubines armonizan es su tranquilidad. "Son unos santos, no lloran para nada y se portan muy bien", convinieron las madres, que ayer todavía lucían caras de cansada por el parto y una sonrisa imposible de quitar de sus rostros, por la felicidad de ver nacer a sus hijos sanos, acompañadas de sus amores.
Fuente:

Más Leídas