Mendoza - abuso sexual abuso sexual
sábado 17 de septiembre de 2016

Avanza la pesquisa en Santa Rosa por pornografía infantil

Por ahora se investiga en computadoras para detectar la procedencia y la ruta de varias fotos. Ya prestaron declaración informativa prestadores del servicio de internet en ese departamento del Este.

La División de Delitos Informáticos de la Policía de Mendoza avanzaba ayer con los peritajes sobre los equipos informáticos secuestrados el jueves durante una investigación por corrupción, promoción y facilitamiento de la prostitución de menores.

En tanto, desde la Unidad Fiscal de Santa Rosa se confirmó que la causa no cuenta con personas imputadas y que sólo se han tomado, hasta ahora, declaraciones informativas. "Nuestra empresa está a disposición de la Justicia, dejando nuestros servidores y listas de clientes para poder encontrar a quien hace estas maniobras", dijo una de las personas que tienen relación con una de las proveedoras del servicio de internet en este departamento y a la que le fueron secuestrados los equipos.

Generalmente en Santa Rosa, las versiones, aun las oficiales, son múltiples y se contradicen. Esta vez no es la excepción e incluso se ha potenciado esta tendencia. Pero para la Justicia, "lo que no está en el expediente, no existe", y en este expediente hay muy poco, al menos por ahora.

El origen

Todo comenzó en Buenos Aires, en marzo. La organización Missing Children's, que busca a chicos perdidos y desaparecidos, detectó imágenes de personas desnudas, algunas de mujeres mayores de edad y otras de niñas, que supuestamente podrían estar siendo ofrecidas sexualmente por las redes sociales.
Allí comenzó la investigación, que primero estableció que esas imágenes habían sido distribuidas a través de uno de los proveedores nacionales de internet.

Luego se pudo detectar que las fotos, que "no son muchas y en las que sólo se ve a estas personas desnudas", según se confirmó ayer, habían sido subidas desde algunas computadoras ubicadas en el departamento mendocino de Santa Rosa.

Así fue que la investigación llegó a la Unidad Fiscal de Santa Rosa y recayó en la fiscal de turno Mariana Cahiza.

Aquí se logró establecer las direcciones IP de los prestadores del servicio de internet en el departamento y también se comprobó que ese servicio había sido utilizando para subir las imágenes, acto que puede haber realizado cualquiera de los clientes de esos prestadores.

Lo que ordenó el jueves la fiscal Cahiza es allanar los domicilios en donde estaban radicadas estas IP, es decir el de cada uno de los proveedores, y secuestrar todos los equipos informáticos con el propósito de peritarlos.

Además, el personal policial de la Unidad Investigativa Departamental condujo a los responsables de las pequeñas compañías proveedoras hasta la Unidad Fiscal, para que presten declaración.

Ayer desde la Fiscalía se aclaró que "sólo fueron declaraciones informativas y no hay en la causa ninguna persona imputada hasta el momento".

Ahora se trata de establecer desde cuáles computadoras que utilizaban esas IP fueron subidas las imágenes a la red y que puede hacer cualquier de los clientes que tiene cada una de las proveedoras.
También ayer se aclaró que las imágenes son pocas, de muy buena calidad fotográfica y que es muy posible que no hayan sido tomadas en el departamento.

Repercusiones

Santa Rosa es un departamento con pocos habitantes y todos se conocen. La noticia de los allanamientos corrió instantáneamente, de boca en boca y por las redes sociales. Debido a que los proveedores también son muy pocos, inmediatamente se supieron sus nombres. El hecho de que hayan estado en la Fiscalía hizo que se los diera por imputados y detenidos. Incluso un informe oficial del Ministerio de Seguridad daba cuenta de ello.

Alguno de estos proveedores, ya en la noche del martes y con los múltiples rumores en la calle, salió a aclarar la situación a través de las redes.

"Les quiero decir y explicar que tenemos una empresa familiar de servicio de internet desde el año 2005 en la cual trabaja mi papá, Domingo, mi hermano Daniel y yo", escribió en su muro de Facebook Rodrigo Forconesi, quien es militante y colaborador de la edila de Cambiemos Débora Quiroga.

Forconesi le contó a este medio que "hace unos meses me desvinculé de esta empresa, para comenzar otro proyecto", y agregó en su muro de Facebook que "contamos con más de 200 clientes en todo Santa Rosa" y confirmó que "en el día de hoy (martes) se realizaron allanamientos en nuestros servidores para poder encontrar en nuestra red a una banda de pedófilos de Santa Rosa".

Luego indicó que "nos pusimos a plena disposición de la investigación, para poder encontrar a estas personas que trabajan en la red de abuso sexual de menores".

También aprovechó para aclarar que es similar la situación de los otros proveedores de internet de Santa Rosa. "Nuestra empresa, como la del señor Guillermo Lorca, está a disposición de la Justicia, y hemos dejado nuestros servidores y la listas de clientes para que se pueda encontrar a la persona que hace estas cosas".

Además se encargó de aclarar ante este diario que "fue mi hermano quien estuvo en la Fiscalía y no yo como se ha dicho".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas