Mendoza Mendoza
miércoles 06 de julio de 2016

Avance importante en el caso de un donante Down de riñón

El caso de un médico mendocino que necesita que su hermano con síndrome de Down le done un riñón consiguió un informe favorable que ya fue elevado a la Justicia

El caso de un médico mendocino que necesita que su hermano con síndrome de Down le done un riñón consiguió un paso favorable de gran importancia, luego de que un organismo especializado del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación diera un informe favorable sobre la posibilidad de que el hermano discapacitado del doctor Alfredo Gandur sea autorizado como donante.

Así lo informó ayer el propio ministerio en su sitio web, al anunciar que Adajus, que es el Programa Nacional de Asistencia para las Personas con Discapacidad en sus Relaciones con la Administración de Justicia, concluyó que Jorge Gandur "puede comprender el alcance de la ablación de uno de sus riñones y manifiesta libremente su necesidad de tener que pensar su decisión de donar o no el riñón". a pesar del síndrome que padece de nacimiento.

El informe fue elevado al Cuarto Juzgado Civil de Mendoza, que es el tribunal que finalmente resolverá si el hombre con síndrome de Down tiene comprensión y libertad suficiente para tomar esa decisión.

Su hermano, el médico Alfredo Gandur, se ha encontrado con una patología que lo llevará inexorablemente a la diálisis con un cuadro que puede tener riesgo de muerte.

Esta es la razón por la que el galeno solicitó la autorización a la Justicia, explicando además que es el único hermano de Jorge y que ha dependido de él desde que no están sus padres.

Los expertos de Adajus le indicaron al juez Osvaldo Cobo que Jorge Gandur "brinda respuestas acordes a lo preguntado, se encuentra orientado en tiempo y espacio, puede discernir entre realidad y fantasía, y expresa de manera clara sus sentimientos, como así las cosas que le gustan y las que no".

Ya en el expediente judicial los informes médicos sobre la posibilidad de que fuera donante fueron favorables. Resta que la Justicia decida la resolución del caso.
Fuente:

Más Leídas