Mendoza - abuso sexual abuso sexual
sábado 03 de septiembre de 2016

Audiencias públicas: resuelven en dos horas lo que tardaba 30 días

Ese es el impacto real que comenzó a tener desde el 1 de setiembre la puesta en marcha de las audiencias orales y públicas para resolver los pedidos de prisión preventiva.

Lo que hasta el 31 de agosto demoraba unos 30 días en definirse, desde el jueves pasado la Justicia penal lo resuelve en dos horas o menos.

Ese es el impacto real que comenzó a tener desde el 1 de setiembre la puesta en marcha de las audiencias orales y públicas para resolver los pedidos de prisión preventiva de las fiscalías contra las personas acusadas de cometer algún delito.

Diario UNO presenció una audiencia el viernes por la mañana en la que comprobó la rápida definición de una discusión, que hasta el mes pasado, por los plazos legales obligatorios que regían y porque se hacía por escrito, demoraba hasta un mes en resolverse en cada causa.

Mucho peor: aunque los fiscales tenían antes hasta 10 días hábiles para pedir la preventiva, no estaban obligados a cumplir el plazo.

Esto provocaba que superaran con holgura ese tiempo por el colapso que generaba el litigio por escrito. Algunos tardaban hasta seis meses en solicitar la prisión preventiva, cuando se suponía que debía resolverse en dos semanas.

Tal situación fue la que llevó a la Corte provincial a fallar en diciembre contra todos los casos de prisiones preventivas que estaban sin resolver o controlar por los jueces de Garantías y que se contaban en unos 800 sólo teniendo en cuenta a los encarcelados.

La jugada de la Corte provocó el enojo del gobierno de Alfredo Cornejo, pero luego el Ejecutivo aceleró la reforma del Código Procesal Penal.

Esos cambios se aplican desde el jueves: oralidad, audiencia grabada con audio y video, y la obligación de los fiscales de pedir la preventiva en 10 días hábiles como máximo.

Así se vio ayer operando a las dos salas previstas para esa tarea que la Suprema Corte acondicionó en el segundo piso del Palacio de Justicia.

A las 11.10, la jueza de Garantías, Alejandra Mauricio, abrió el debate y le dio la palabra al fiscal Galdo Andreoni, quien tenía 15 minutos para argumentar el pedido de prisión preventiva contra el acusado. Ocupó 20 minutos y luego fue el turno del defensor que alegó en 10 minutos.

El caso era complejo: se trataba de un abuso sexual ocurrido hace años contra una menor que había señalado cuando hizo la denuncia al acusado en la sala, un hombre con trabajo, familia y que no tenía un solo antecedente policial en sus más de 30 años. La duda era fuerte, pero a las 13 la jueza resolvió la prisión domiciliaria para el imputado mientras continúa la investigación.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas