Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
miércoles 25 de mayo de 2016

Así fue como la ley de prisión preventiva llegó a la media sanción

Con una pelea entre los senadores por cuestiones de forma y no de contenido, el proyecto pasó ahora a Diputados.

Con una pelea más mediática que real, los senadores mendocinos le dieron media sanción al proyecto de Alfredo Cornejo que busca regular el recurso judicial de la prisión preventiva. Lo hicieron casi por unanimidad: 35 votos a favor contra 2 votos en desacuerdo, provenientes de la izquierda.

Lo sorprendente fue que el sector del FPV que criticó duramente la iniciativa al mismo tiempo la aprobó. Mientras, el FIT dio su propia pelea en medio del recinto, relacionada con los hechos de violencia que ocurrieron ayer en Casa de Gobierno durante una manifestación de ATE. Todo esto terminó siendo una anécdota.

Lo cierto es que tanto oficialismo de Mendoza como casi toda la oposición votaron a favor de la propuesta de Cornejo de terminar con la "puerta giratoria" por la cual los acusados de cometer delitos entran y salen rápidamente de la cárcel. Así lo pregonaron los radicales y partidos afines, desde el 1 de mayo, fecha en la que se presentó la iniciativa en la Casa de las Leyes.

Quejas y contradicciones
Con muchas quejas, y con la contradicción propia de votar a favor de un proyecto al que consideran inconstitucional y motivo de posibles sanciones, el FPV sentó su postura: acompañarían al proyecto en general pero en particular pusieron sus reparos.

En primer lugar, un grupo de legisladores –no todo el bloque– se mostró en contra del artículo 1º, que tipifica los casos en los que un juez está habilitado para pedir la prisión preventiva de un imputado hasta el momento del juicio. El artículo redactado por la actual gestión viene a modificar lo determinado por el Código Procesal. Los que no acompañaron la idea de Cornejo en este aspecto fueron los senadores Luis Böhm, María José Ubaldini, Gustavo Arenas, Mario Lingua y Juan Antonio Agulles.

En cuanto al artículo 3º del proyecto de Cornejo, que modifica el artículo 295 del Código Procesal Penal, todo el bloque del FPV votó a favor de un artículo alternativo, propuesto por la senadora Ubaldini, a instancias de poner un plazo determinado de cese de la prisión preventiva si el acusado no ha sido juzgado. Este plazo no puede sobrepasar los tres años.

En cambio, los radicales modificaron la redacción original de este artículo. Lo que quedó expresado es que una vez que termine el plazo máximo de prisión preventiva sin condena –los tres años estipulados– se puede extender, con la finalidad de comenzar el debate. Para esto se fijan nuevos plazos: entre diez y sesenta días. Sin embargo, a los peronistas no les convenció que no hubiera un plazo de finalización de esta etapa, porque el juicio puede extenderse por un tiempo indeterminado y la persona acusada seguir presa y su situación procesal sin resolver.

De todas maneras, y más allá de los tecnicismos, lo cierto es que el proyecto obtuvo el visto bueno de la Cámara Alta y la semana próxima tomará estado parlamentario en Diputados.

Esto es tanto así, que la aprobación de la idea de Cornejo salió casi por mayoría: 35 votos a favor y dos en contra, sufragios negativos que vinieron por parte del FIT.

-En diputados. El presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff, explicó que la semana que viene tomará estado parlamentario en Diputados, y si no se puede tratar sobre tablas, pasará para la segunda semana de junio.
Fuente:

Más Leídas