Mendoza - combustibles combustibles
martes 03 de mayo de 2016

Arrancó la escasez de GNC en Mendoza y buscan asegurar el suministro a las estaciones de servicio

Es para aquellas bocas que tienen contratos interrumpibles. Este lunes, representantes de la asociación que aglutina a los expendedores se reunieron con autoridades de Ecogás.

Cuando no es la cata es la jaula. Lo cierto es que los consumidores (y los dueños de las estaciones de servicio) no ganan para sustos.

Es que, por un lado, los precios de los combustibles líquidos se fueron por las nubes (lo que provocó una fuerte restricción en la demanda) y por el otro, como ocurre cada vez que desciende la temperatura, comenzaron las interrupciones del suministro de GNC para las bocas de expendio. Las afectadas son las que funcionan bajo la modalidad de contratos interrumpibles.

Son cerca de 60 las expendedoras que sufrieron los cortes, casi todas las que fueron habilitadas después de 2005.

Palabras más, palabras menos, Enargás ha explicado que los cortes son el resultado de un incremento del consumo general de gas por las bajas temperaturas. Esta situación hace que se priorice el abastecimiento de los hogares.

Este lunes por la mañana, representantes de la Asociación de Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines (Amena) se reunieron con autoridades de Ecogás para tratar de encontrarle una salida al problema. El cónclave se extendió mucho más de lo previsto y duró horas.

"La idea es que las estaciones que tienen contratos interrumpibles pasen a una nueva categoría de semifirme, estamos en ese proceso, pero no es fácil", dijo a Diario UNO Octavio D'Ascanio, titular de Amena.

El escenario es preocupante, ya que de proseguir esta situación, con alzas en el consumo y con fallas en el transporte del fluido, más tarde o más temprano también se podrían ver afectadas aquellas estaciones que tienen contratos firmes. Por eso, ayer por la tarde la asociación decidió convocar a los propietarios del sector a una reunión en su sede de calle 25 de Mayo para evaluar los pasos a seguir.

"Estamos trabajando en el tema para generar nuevos contratos. El problema es que Ecogás no puede distribuir si a ellos no le aseguran el transporte del gas desde las cuencas", explicó D'Ascanio.

La situación de los combustibles
No hay bolsillo que aguante. La suba de los combustibles, en promedio, acumula un incremento del 31% desde enero pasado.

La explicación del ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, es que las subas obedecen a la necesidad de preservar las fuentes del trabajo en el sector petrolero. Y ya avisó que habrá más incrementos si sube el precio internacional del crudo. Del otro lado del mostrador, la visión de los dueños de las estaciones , que día tras día ven caer su rentabilidad, es diametralmente distinta.

"El combustible ha aumentado considerablemente en menos de cuatro meses. Y nosotros vemos caer las ventas paulatinamente, todos los días. Estamos muy preocupados, porque el punto de equilibro para la subsistencia ha bajado muchísimo y la rentabilidad está cayendo", se quejó Pablo Bornoroni, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República.

D'Ascanio no descartó que haya despidos o suspensiones en el sector a consecuencia de los problemas en el suministro del GNC y la suba de precios en los combustibles líquidos.
Aranguren ha recordado que los incrementos se discutieron con la industria a principios de año, para ir reflejando de forma gradual el impacto que había tenido el insumo principal (el petróleo crudo) con la corrección cambiaria a partir de la salida del cepo.

"Estamos en alerta. Al problema de la suba del precio de los combustibles líquidos se suman las dificultades en el suministro del gas" (Octavio D'Ascanio, presidente de Amena).
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas