Mendoza Mendoza
domingo 10 de septiembre de 2017

Aprender a volar "es más barato que una universidad privada"

"Toda mi pasión por los aviones viene de familia. Mi padre fue piloto en el Ejército y mi tío vuela el avión más moderno del mundo en Singapur. Cuando terminé el colegio lo único que quería ser era piloto. Las Fuerzas Armadas eran una opción, pero de mucho sacrificio con un futuro incierto en donde lo más probable era pasar más tiempo en un escritorio que en un avión. Pensé un tiempo que se me caía el mundo ya que no sabía que es posible llegar a ser piloto por otra vía. Es más barato que estudiar una carrera universitaria en una facultad privada", contó el aviador civil Nicolás Hartung (27).

Sostuvo: "Me dediqué a estudiar otras cosas: dos años de Medicina y dos de Odontología. Cada vez que llegaba a mi casa me sentía insatisfecho. En 2014 invité a mi novia a hacer un vuelo de bautismo y le conté mi pasión al instructor. Entonces me dijo: hacé el psicofísico y arrancá. Logré tener mi licencia de piloto privado un año después. Ahora estoy a dos semanas de rendir la licencia de piloto comercial. Mi consejo es que quien tenga dudas sobre la carrera, que se acerque a cualquier institución aeronáutica, que va encontrar a un grupo de personas espectaculares".

Fuente:

Más Leídas