Mendoza - Godoy Cruz Godoy Cruz
martes 11 de julio de 2017

Apartaron a un fiscal acusado de violencia psicológica por su esposa

Se trata de Fernado Giunta, No ha sido imputado por ningún delito pero fue remplazado en sus tareas.

El fiscal Fernando Giunta, uno de los investigadores de la Unidad Fiscal de Violencia de Género, fue denunciado por su esposa por haber ejercido contra ella maltrato psicológico y verbal. El letrado hasta el momento no está imputado por ningún delito y la denuncia seguirá su curso durante la feria judicial en una fiscalía correccional.

La noticia de la denuncia contra Giunta trascendió públicamente el lunes, aunque fue hecha por la víctima, Cinthia Alvea, el domingo cerca de las 15 en la oficina fiscal 4 de Godoy Cruz. La pareja contrajo matrimonio hace siete meses y ella decidió denunciarlo luego de tener una discusión en la vivienda que ambos compartían en ese departamento.

Fuentes cercanas a la causa confirmaron que el hostigamiento que denunció la joven comenzó luego del casamiento, ya que el noviazgo había sido, hasta ese momento, "un sueño".

Uno de los puntos que expuso la víctima en la fiscalía fue que Giunta la habría obligado a renunciar a su trabajo como periodista en diario Los Andes como una exigencia para casarse. A partir de allí comenzó un círculo de violencia que la joven denunció y que incluyó maltrato psicológico y violencia económica, que fueron creciendo y generaron una situación cada vez de mayor tensión y en donde la víctima habría sido empujada a alejarse más de sus círculos, como amigas y familiares.

Luego de que la víctima denunciara los hechos, tuvo durante unas 20 horas custodia policial en su domicilio pero Giunta no tenía por ahora una orden de restricción. Sin embargo, trascendió que esa medida podría dictarse en las próximas horas.

Ella ya había pasado por los peritajes forenses del psiquiatra y el psicólogo. Hasta ahora Giunta no está imputado por ningún delito y dado que lo que la víctima denunció no configura un delito penal, lo más probable, según contaron fuentes allegadas a él, es que la causa siga por la vía civil.

La situación judicial
Dado que Giunta es uno de los fiscales que tiene que investigar justamente el delito por el que fue denunciado y que estaba de turno en la feria judicial, desde el Ministerio Público Fiscal la coordinadora Teresa Day dio una conferencia de prensa en la que explicó cómo actuaron para garantizar los derechos de la víctima.

Hasta ahora Giunta continúa en su cargo, pero está de feria. El procurador de la provincia, Alejandro Gullé, decidirá conforme a lo que se avance en la investigación, si se toma alguna medida administrativa contra Giunta, que puede incluir moverlo a otra fiscalía o aplicarle algún tipo de sanción.

Mientras tanto, según lo que explicó Day, para darle protección a la víctima su denuncia no irá a parar a ninguno de los fiscales de la Unidad de Violencia de Género, dado que Giunta tiene contacto con todos los trabajadores de esa fiscalía.

La investigación de la denuncia será realizada por la fiscal correccional Gabriela García Cobos. Otra de las medidas que se tomaron fue la de no digitalizar el expediente dado que el denunciado podría tener acceso a él a través del sistema.

Giunta estaba de turno, pero no trabajará en la feria judicial. "Desde ayer ya está siendo subrogado y en los casos de violencia de género está interviniendo el doctor Bancalari. Lo que queremos es asegurar la imparcialidad", dijo ayer Day. "Después decidirá el procurador conforme a lo que surja de la investigación", afirmó la coordinadora.

Qué se define como violencia psicológica según la ley 26.485. "La que causa daño emocional y disminución de la autoestima (...) o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, aislamiento. Incluye también la vigilancia constante, exigencia de obediencia, sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación".

Había sido cuestionado en un Jury por su labor
No es la primera vez que pesa una denuncia sobre el fiscal Fernando Giunta. Dos causas ya habían complicado al letrado, quien aspiraba a acceder, en su momento, a una de las Fiscalías de Delitos Complejos y que terminó salvándose de un Jury de Enjuiciamiento.

Una causa fue la del crimen del empresario avícola Juan Manuel Olmo (59) en 2009, a manos de unos niños tirapiedras en el Acceso Sur, y la otra fue investigación de la muerte de Marcos Cardoso (12) en el mismo año, quien fue encontrado ahogado en un cauce varios días después de haber desaparecido.

En el primer caso, los tres chicos, de entre 12 y 14 años, sindicados como los responsables del fallecimiento del empresario, fueron tratados como adultos y se les tomó declaración sin informar a la Justicia penal de menores.

En el caso de Cardoso, Giunta preparó a un testigo de identidad reservada, que luego envió un video a los medios de comunicación, en el que confesaba que lo que dijo sobre la muerte de Cardoso era un invento, cuya "letra" se la había dado el fiscal Fernando Giunta para detener a quien se suponía había matado al niño.

Fuente:

Más Leídas