Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
viernes 02 de septiembre de 2016

Alejandro Gullé: "Hay que calmar la sed de justicia de la sociedad"

Alejandro Gullé, de 62 años, abogado, casado y con cuatro hijos ingresó al Poder Judicial en 1979 como relator de la Suprema Corte de Justicia.

"Vamos a perseguir el delito hasta las últimas consecuencias, porque tenemos que calmar esta sed de justicia que tiene la sociedad, pero necesitamos de la colaboración de todos. La seguridad es una responsabilidad no sólo del Gobierno sino de los tres poderes del Estado, pero también de la ciudadanía. Si andamos levantando carteles pidiendo justicia y después no colaboramos, vamos por mal camino. Los fiscales no hacen milagros, es un problema de todos. Vamos a trabajar para que la ciudadanía pueda caminar tranquila por las calles".

Esas fueron las primeras palabras de Alejandro Gullé tras jurar como procurador general de la Suprema Corte, titular del Ministerio Público y jefe de todos los fiscales judiciales de Mendoza, ante el gobernador Alfredo Cornejo y el presidente de la Suprema Corte de Justicia Pedro Llorente.

Alejandro Gullé, de 62 años, abogado, casado y con cuatro hijos ingresó al Poder Judicial en 1979 como relator de la Suprema Corte de Justicia, un cargo de envergadura porque los relatores son los encargados de armar y redactar las sentencias y resoluciones de los jueces de la Corte.

En 1984 se convirtió en juez penal del Sexto Juzgado de Instrucción y en 1990 ascendió a la Sexta Cámara del Crimen, donde se desempeñó hasta ayer como juez de juicios orales y públicos, y antaño como juez de apelaciones.

El último caso de gran repercusión pública que le tocó juzgar y sentenciar a Gullé fue el homicidio de Gustavo Pelegrina, asesinado en 2013 en el Poliguay durante un partido de futsal cuando barrabravas de Argentino atacaron a otros de Independiente Rivadavia, quedando la víctima de 29 años en el medio de la agresión.

La investigación del en ese entonces fiscal especial Daniel Carniello permitió llevar la causa a juicio oral y público con acusados.

El principal acusado fue condenado a 20 años de cárcel por Gullé, junto con los jueces Marcelo Gutiérrez del Barrio y Luis del Popolo.

El nuevo procurador explicó que "la seguridad tiene varias patas. Una está en el Poder Ejecutivo, que se encarga de la prevención y la eventual represión llegado el caso. Otra es la nuestra, la del Poder Judicial, donde nos encargamos de la investigación, y la tercera pata está en la sociedad, en especial en las víctimas y los testigos, a la hora de colaborar".

Gullé recalcó que "queremos profundizar la tarea investigativa en las fiscalías y acelerar los tiempos de resolución de la Justicia.

"Elegí a Gullé, un hombre de la Justicia, en vez de alguien del partido, porque quiero una buena una relación del Gobierno con el Poder Judicial” (Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza).

"Se viene una verdadera transformación. Gullé va a trabajar más en el territorio y es muy importante para tener éxito” (Juan Carlos Jaliff, senador de la Unión Cívica Radical).

"Tengo la mejor expectativa porque Gullé tiene una vasta experiencia, pero no va a ser fácil. Hay una fuerte demanda de la ciudadanía” (Eduardo Bauzá, senador del Frente para la Victoria).
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas