Alarma en Mendoza: tres de cada diez chicos repitieron en la secundaria

Con los datos de las mesas de marzo procesados, se advierte que 18.014 alumnos no lograron pasar de curso.

El gobierno escolar implementará en 2017 una alternativa para que los repetidores reincidentes de Mendoza terminen la secundaria. Se trata de combinar algunas materias de la secundaria común que implican la formación básica, como Lengua y Matemática, con el menú de oficios que ofrecen los centros de formación para el trabajo, más conocidos como CCT.

El proyecto fue adelantado a Diario UNO por Sara Lucero, directora de Educación Secundaria de la provincia, al ser consultada por la estabilidad histórica que presentan los resultados sobre promoción y repitencia en este nivel educativo. Según los datos oficiales, ya con las mesas de marzo procesados, el ciclo lectivo 2015 cerró con 18.014 chicos repetidores, esto es el 29,14% de la matrícula final recibida en las aulas durante el año pasado: 61.813 alumnos.

Si este porcentaje de repetidores se lo compara con años anteriores, puede observarse que los registros oscilan entre el 27% y el 29 %. Del mismo modo, aquellos chicos que salen del sistema definitivamente porque abandonan la secundaria, no pasan nunca de ser el 3% de los estudiantes. Dicho de otra forma, están contenidos en el colegio el 97% de los adolescentes.

Sin embargo, la pregunta que se hacen desde la Dirección General de Escuelas es de qué modo estos chicos pasan por el secundario y si realmente están aprendiendo.

Por eso, Lucero primero advirtió de que: "Con las exigencias de cumplir la asistencia, las normas de convivencia y las nuevas formas de evaluación, seguramente los resultados del 2016 serán peores, pero no podemos continuar así y que la secundaria sea solamente pasar".

Luego detalló para los repetidores reincidentes, el plan especial. "Lo importante es aplicar una escuela distinta para estos chicos que no se adecuaron al formato habitual de la secundaria y ofrecerles la posibilidad de aprender un oficio. Algunos piensan que la escuela técnica es una salida, pero no es así porque en las escuelas técnicas los chicos tienen doble jornada, con los talleres. Entonces, la idea es mezclar parte de la secundaria común con los CCT, porque estos centros tienen muchos recursos y, a veces, pocos alumnos".

Asimismo, la funcionaria explicó que los repetidores aún se reparten entre 1º y 2º año, pero surgen con más fuerza los de 3º, "porque es una edad difícil y porque ese año es más complejo". Según Lucero, "a veces los padres y los mismos profesores piensan que un chico que pasó a tercero está encaminado ya, pero en realidad es un momento difícil para el chico, que requiere mayor apoyo".

En ese sentido, se hará hincapié en los recursos que ya tienen las escuelas, por un lado, a través de los proyectos de mejoras que presenten los gabinetes psicopedagógicos y, por otro, extendiendo los esfuerzos para evitar la repitencia en los dos primeros años, al tercer año.

Lucero recalcó que los repetidores tienen necesidades distintas, que deben ser atendidas. Muchas veces, "porque muchos de ellos son alumnos cuyos padres tienen dificultades económicas y necesitan trabajar, tener un oficio para ayudar en la casa, o cuando se trata de hacerse cargo de hijos, al ser padres precoces".
CuadroRepetidores.jpg

Pretenden que las materias previas se rindan a mitad de año
Otra de las políticas bajo la lupa de la Dirección General de Escuelas (DGE) es la autorización para pasar de curso con dos materias previas que rige desde hace mucho tiempo.

Hasta el momento, los estudiantes de las escuelas secundarias podían pasar el ciclo lectivo con esa deuda pendiente, lo que muchas veces directamente dejaban para rendir a finales del año lectivo.

La intención de las nuevas autoridades escolares es que a esas dos previas las rindan en las mesas de julio, ya que podrían acumular varias materias más y así complicarse la promoción al siguiente curso.

Fuente:

Más Leídas