Mendoza - cambio climático cambio climático
sábado 23 de julio de 2016

Afirman que con $91 millones harán obra hídrica clave en el Valle de Uco

Se modernizará el sistema de riego de más de 4.700 hectáreas productivas de Tunuyán y Tupungato. Impermeabilizarán y entubarán 24 kilómetros de cauce del arroyo Villegas y del canal La Pampa.

Valle de Uco. El deseo de modernizar el sistema de riego de más de 4.700 hectáreas de un sector productivo por excelencia de Tunuyán y Tupungato está próximo a ser una realidad. El proyecto que tiene como objetivo el entubamiento e impermeabilización de 24 kilómetros de cauce del arroyo Villegas y del canal La Pampa logró financiamiento internacional por cerca de $91 millones y ya salió el llamado a licitación nacional. La obra, que demandará 8 meses de ejecución y que se iniciará luego de la apertura de sobres, el próximo 10 de agosto, es la primera de este tipo en Mendoza ya que permitirá, por primera vez, una medición volumétrica.

Son 173 regantes de la zona conocida como Alto Tunuyán los que se verán beneficiados a corto plazo, ya que esperan que para abril del año próximo el plan de ejecución esté concluido. Hasta ahora, estos productores de vid, nogales, frutales de carozo y de pepita, papa, poroto y hortalizas en general cultivaban las 4.769 hectáreas involucradas con agua de origen superficial y subterráneo.

El proyecto que mejorará la gestión del recurso hídrico al aumentar la eficiencia de distribución y la equidad de riego consiste en la unificación de ambos cauces (el Villegas y el La Pampa) que se impermeabilizará por un trayecto de 14 kilómetros. Además de la construcción de un reservorio, desde donde se realizará el entubado de 10,41 kilómetros que permitirá que se presurice el riego gracias a la pendiente natural que posee el trazado, lo que se traduce en distintos beneficios, como el ahorro de energía. Esto permitirá un sistema de regulación y distribución ideal para la implementación de tecnología de riego parcelar sin costo de operación, ya que se aprovechan los desniveles existentes.

También la obra prevé que se optimicen las captaciones de las diferentes fuentes de vertientes y que se regularicen las entregas, posibilitando un servicio a la demanda restringida a partir de la incorporación del reservorio de amortiguación y regulación. Por eso el sistema resulta innovador, ya que posibilita, por primera vez en la provincia, mecanismos para la implementación de una distribución volumétrica.

Ante los efectos del cambio climático también permitirá reducir el déficit de agua, sobre todo en la primavera, al optimizar las eficiencias globales y posibilitar una reducción de la utilización de agua subterránea, a la que recurren los productores mayores que disponen de perforaciones. "Dicha sustitución del uso de agua subterránea genera un impacto positivo en la disponibilidad del área de vertientes de la parte inferior de la subcuenca, beneficiando a los productores localizados en las áreas de los sistemas de arroyo Claro, Salas Caroca y arroyo Guiñazú", agregaron desde el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza, que fue uno de los organismos que gestionaron los fondos ante la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) para que esto se concrete por un costo estimado en unos $91 millones (U$S6.037.959).

De esa cifra, el BIRF financiaría $59,1 millones, la cartera de Economía $25 millones y el Departamento General de Irrigación $6,5 millones. La obtención de este financiamiento demandó, antes, una serie de talleres y reuniones para que tuviera el aval de los regantes, quienes rembolsarán el 60% de la obra, en un período de devolución de 25 años, en cuotas en pesos con una tasa de interés mínima.

"Una de las luchas que tenemos que dar es ante la falta de agua superficial pero la otra es en el modo de uso, cuidado y control del agua. En la provincia en muchos lugares nos faltan gas, electricidad, energía, pero también le falta agua al río Mendoza, al Tunuyán, al Atuel, al Diamante. Son obras que hay que hacer pero para buscar financiamiento tenés que tener proyectos ya preparados con estudios sociales, ambientales, económicos que cumplan una serie de requisitos, que hoy no existen", expresó el ministro de Infraestructura, Enrique Vaquié, comentando que esta propuesta fue reformulada a partir de un proyecto originado hace más de 10 años.

El funcionario también destacó el trabajo realizado con Irrigación, con la cual, aseguró, tratan varios proyectos que apuntan sobre todo a la sustentabilidad del ambiente.

"En algunos sectores se mantendrá la traza sobre todo para preservar también la vegetación y no ocasionar un impacto ambiental negativo. Se ha aprovechado bien la topografía del lugar, lo que permitirá, por las mismas condiciones naturales, un ahorro de agua que es también económico y energético", amplió Fabián García, inspector de la hijuela canal La Pampa.

Fuente:

Más Leídas