Mendoza - Las Heras Las Heras
sábado 16 de julio de 2016

A seis años de la ley, una pareja homosexual se casó en una ceremonia religiosa

Fue en Maipú. Jonathan Díaz y Jesús Regules ya habían tenido su boda ante las leyes civiles. Ahora, ante Dios. El dato. Ambos son de las iglesias episcopal y anglicana, variantes de la católica, con algunos ritos similares.

"Ahora vamos a la fiesta. Preparamos un pernil y empanadas. Ya hemos empezado a planear la luna de miel", dijo Jonathan Alexander Díaz (28), mientras se quitaba los últimos granos de arroz que le quedaban enredados en el pelo. "Ahora seguiremos tratando de adoptar, para que nuestra familia esté completa", dijo Jesús Oscar Adolfo Regules (30) mientras le costaba contener la emoción.

Así, en una mañana soleada, pero con un viento frío del sur que atravesaba el pueblo de San Roque, la pareja completaba su casamiento ante Dios, en la iglesia Nuestra Señora del Valle –aunque ellos son de la rama anglicana y episcopal– y se transformaban en el primer matrimonio entre personas de un mismo sexo en ser consagrado por la Iglesia católica en el país. Como único antecedente cercano, está el de Romina Charur y Victoria Escobar, que el 11 de abril contrajeron enlace en una sinagoga porteña.

La ceremonia se realizó en el pequeño salón de ministerio apostólico profético Jesús Liberador, que tiene la Comunión Anglicana Libre y la Iglesia Episcopal Libre en la calle San Pedro Norte, en el extremo oeste de la villa de San Roque. Allí se reunieron unos treinta amigos, parientes y compañeros de trabajo de la pareja, que cumple funciones laborales en el área social de la municipalidad de Maipú.

El rito, que fue presidido por el obispo Gerardo Bustamante, fue casi idéntico al de la Iglesia Católica Apostólica Romana, con misa y comunión incluidas. Los grados eclesiales son los mismos (incluso la vestimenta es igual), con la diferencia de que aquí las mujeres también pueden ser sacerdotes y diáconos.

Jesús y Jonathan son hombres de fe y desde hacía mucho tiempo, venían deambulando en busca de una iglesia que los reconociera como matrimonio. "Fue un camino complicado, no teníamos aceptación en ningún lado, hasta que encontramos al padre Gerardo", recordó Jesús, que además tiene inquietudes pastorales.

La historia
Jesús y Jonathan se conocieron hace 5 años y se pusieron de novios hasta que el Día de los Enamorados, el 14 de febrero de hace dos años, se casaron en un Registro Civil de Las Heras, gracias a la Ley de Matrimonio Igualitario que justamente ayer cumplió 6 años de promulgada.

Norma, tía de Jesús y una de las personas que los acompañaron en la celebración, dijo: "Es una gran felicidad que hayan reafirmado su amor ante Dios". Contó que su sobrino es maipucino de nacimiento, Jonathan es oriundo de Las Heras y que ahora viven en la casa de los abuelos de Jesús, en el departamento gobernado por Alejandro Bermejo. Además, dijo que Jesús ha cursado estudios universitarios, mientras que Jonathan está completando el secundario y tienen una vida muy activa, que complementa lo estrictamente laboral con el trabajo social.

Los padres de los novios no estuvieron, pero Norma aclaró: "Los papás de Joni siempre los han acompañado en todo".

Los novios y sus familias dijeron que el objetivo ahora es adoptar y completar la familia y también "demostrar que se puede. Queremos que la gente abra su mente y que entienda que somos personas como ellos".

Sin pecado
El presbítero Oscar Ramón ("todos en la diócesis me conocen como el padre Cacho") fue el encargado de dar el sermón en la ceremonia. En él dijo: "Jesús les dio un nuevo y principal mandamiento a sus discípulos. Les dijo: 'Ámense los unos a los otros, como yo los he amado', y no hizo distinción de sexos".

Además, el sacerdote sostuvo: "La palabra pecado no la debemos usar. Los hombres no pueden decir qué es pecado y qué no lo es. Solo Dios lo sabe. Solo se puede hablar de errores".

Luego, en diálogo con Diario UNO, el padre Cacho sostuvo: "Podemos decir que por fin la Iglesia ha entrado al siglo XXI" y acotó: "Esta ha sido nuestra primera experiencia y hemos dado un paso histórico.

Esto nos da mucha emoción y mucha alegría, porque es una forma de confirmar que Dios nos ama a todos por igual y que no hace diferencias de ningún tipo".

La Iglesia
El obispo Gerardo Bustamante contó ayer: "Esta es una fusión entre las comunidades anglicanas y las comunidades de la Iglesia Episcopal" y afirmó: "El sacramento del Matrimonio entre personas de un mismo sexo ha sido un tema mirado con cierta reserva en la Iglesia anglicana, pero en la episcopal hace mucho que se realiza".

También el obispo sostuvo: "En nuestro país, este es el primer matrimonio que se celebra, pero en Uruguay ya ha habido muchos". Incluso ayer se leyó en la celebración un saludo para los novios enviado desde la república hermana.

El pueblo
"Hoy me enteré de que ahí hay una iglesia", dijo ayer un sorprendido trabajador municipal, que atendía al público en la delegación municipal de San Roque.

La iglesia está sobre una calle de tierra de la villa, no muy transitada, y solo un modesto cartel advierte sobre su presencia.

Los novios llegaron con retraso, como corresponde, en un Fiat Duna blanco adornado con moños blancos y con una bandera de la LGBT (siglas que identifican colectivamente a lesbianas, gays, bisexuales y transgénero).

Salvo para algunos pocos vecinos curiosos, la ceremonia pasó casi desapercibida, ya que Jesús y Jonathan viven en la villa cabecera departamental y la gran mayoría de sus conocidos y familiares viven ahí.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas