Mendoza Mendoza
viernes 28 de octubre de 2016

A los 80 años, Trinidad termina la primaria y será distinguida

La abuela asiste a un centro de educación para jóvenes y adultos de Guaymallén. Tiene 3 hijos y 3 nietos

El esfuerzo y la perseverancia de Trinidad Rojas Campos, quien tiene 80 años y es alumna de un centro de educación para jóvenes y adultos, serán destacados hoy en la Legislatura.

Asiste al CEBJA Nº3-207 Dra. Julieta Lanteri, en Belgrano, Guaymallén, y sus logros serán resaltados por la Cámara de Senadores desde las 11 en el Salón de los Pasos Perdidos.

Trinidad nació en Bolivia en 1935 y llegó a Mendoza en 1950. Se casó en 1952, a los 17 años, y desde muy joven debió cosechar en fincas para ayudar a su familia. Posteriormente, con tan sólo 18 años, le tocó afrontar el fallecimiento de su primer hijo. Con el tiempo pudo completar su hogar, cuando nacieron sus hijos Sabino, Nilda y María Rosa.

Cuando promediaba los 47 años tuvo que enfrentar otro doloroso momento al perder a su compañero de vida, situación que la hizo esforzarse aún más para que sus hijos pudieran seguir estudiando y así poder brindarles un futuro mejor. Así, su empeño y acompañamiento posibilitaron que sus hijos hoy sean profesionales: Nilda y María Rosa son médicas y Sabino es contador.

Con su misión de madre y abuela cumplida (tiene tres nietos Erwin, de 26, y los mellizos Sabino y Walter, de 3) y la felicidad de ver que su afán tuvo recompensa, a los 79 años decidió que era su turno y comenzó a estudiar, también estimulada por sus amigas del barrio.

Actualmente cursa en el establecimiento educativo guaymallino, donde ha demostrado ser una alumna muy aplicada. Una de sus hijas, María Rosa, contó que siempre les muestra los cuadernos y las carpetas muy prolijas. "No le falta nada porque está muy atenta a todo", contó orgullosa de su madre.

La distinción oficial fue propuesta por el senador provincial Gustavo Arenas (FPV-PJ), iniciativa que contó con el apoyo de todos los bloques y consistirá en un diploma enmarcado y un presente para reconocer el ejemplo que brinda la esforzada estudiante con su firme determinación de completar la formación básica, ya que en su momento no pudo asistir a la escuela en forma regular debido a su sacrificada vida.

"La apoyamos mil por mil y queremos que también complete la secundaria. Para nosotros es muy fuerte ver todo su esfuerzo porque demuestra cómo ha sido en toda su vida: una luchadora", remarcó María Rosa.

Bajo la premisa de que "nunca es tarde si uno se lo propone", Trinidad continúa superándose a sus 80 años para poder escribir bien –como ella misma lo señala– y se constituye así en una gran muestra de firmeza ante todos los contratiempos. Ese compromiso con la formación y el estudio es lo que busca hacer visible la iniciativa del senador Gustavo Arenas al concretar hoy la distinción legislativa.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas