Se viene la convivencia de reinas

El lunes se alojarán las 17 candidatas en el hotel Alcor, de Ciudad. Prometen que tendrán menos horas de capacitación y más contacto con el público

Mariana Gil
gil.mariana@diariouno.net.ar

Con menos horas de capacitación y más contacto con el público, arrancará el lunes al mediodía la convivencia de las reinas durante dos semanas en el hotel Alcor, donde ya está todo preparado para recibir a las soberanas.

Desde hace ocho años, las candidatas se alojan en el edificio de la primera cuadra de la General Paz de Ciudad, la que cambia de fisonomía para la época de Vendimia con carteles, pancartas y láminas de las representantes de cada uno de los departamentos en las vidrieras y muros de esa cuadra.

“La rutina de las chicas arranca muy temprano, desayunan en el comedor del hotel a partir de las 8 con infusiones, frutas, jugos, tostadas y medialunas, porque tienen una agenda muy movida y con muchas actividades”, contó Alejandro Scherbosvky, gerente del Alcor, quien además confesó que le encanta el ruido y movimiento que genera la llegada de las reinas dentro del hotel y que todos los años son distintos de acuerdo a las características de cada grupo.

La primera semana es más tranquila, en cambio, la segunda tiene mucha más acción. “Las chicas toman conciencia de la exposición pública y las presiones, entonces, comienza la ansiedad, llantos o angustia en las jóvenes”, relató Scherbosvky.

En esos casos, la función de la coordinadora es fundamental, aclaró.

Por lo general, a las 9 arrancan con la agenda de actividades previstas por el Ministerio de Cultura.

Y según comentó la coordinadora general de las reinas, Mónica Rodríguez, una de las novedades de este año es que se han incorporado más actividades oficiales y la capacitación en el archivo histórico no será tan extensa como la del año pasado.

Además, las 17 candidatas recibirán un agasajo de bienvenida.

La alimentación durante la estadía en el hotel es variada, con carnes rojas y blancas, verduras, pastas y otros platos especialmente preparados según la ocasión. “La mayoría de las soberanas son adolescentes y comen muy bien, son como ‘termitas’”, soltó entre risas.

Y continuó: “Al inicio de la convivencia todas son ordenadas y con buena conducta, pero a medida que transcurren los días se descontrolan un poco, aparecen las tensiones y todo se torna más picante”, comentó el gerente.

Pero al mismo tiempo, agregó: “A mí me divierte y me gusta el ambiente que se genera con el grupo de las jóvenes, pero también hay que tener paciencia, una psicología especial y entender sus necesidades”.

En total se ocupan 20 habitaciones del edificio, que se distribuyen de la siguiente manera: 17 son para las candidatas departamentales, dos para las actuales Reina y Virreina de la Vendimia 2012 y otra para la anfitriona de Capital, que es la última en sumarse a la convivencia.

El ingreso de las reinas al hotel es una postal que se repite cada año, genera un clima especial en la zona y provoca sensaciones entre los turistas que se hospedan allí. Y a medida que transcurren los días, las fotos y carteles con mensajes de los admiradores de las candidatas pasan a formar parte del decorado de la recepción.

Los novios no podrán subir
“La mayoría se sorprende cuando descubre a las reinas vestidas con su capa y corona, por lo general, los hombres se vuelven locos y las mujeres se ponen celosas”, confesó el empresario. Tienen horarios de visita para la familia o amistades. Los novios son los que “marcan tarjeta” después de la cena, pero nadie puede subir a las habitaciones, aclaró Scherbosvky.

diariouno.com.ar