DIARIO

Sábado 29.08.2015

Mendoza Martes, 18 de febrero de 2014

La nueva Reina de la Vendimia de Tupungato es María Agustina Cano

Luego de la fiesta denominada Tierra de valientes y milagros, el departamento del Valle de Uco eligió como su soberana a la representante de La Arboleda. La Virreina elegida es María José Osorio, la representante de Cordón del Plata.

Compartir

Compartir

La nueva Reina de Tupungato, María Agustina Cano, representó al distrito de La Arboleda.

Tupungato ya tiene nueva Reina de la Vendimia: María Agustina Cano. Su Virreina es María José Osorio.

La soberana representó al distrito de La Arboleda, tiene 21 años, mide 1,70 metros, ojos color café, cabello castaño oscuro, practica deportes al aire lire y estudia Derecho, tras finalizar el cursado de inglés.

La Virreina, María José Osorio, tiene 23 años, mide 1,58 metros, sus ojos son de color marrón, su cabello castaño oscuro y está realizando el curso de Masoterapia. Representó al distrito de Cordón del Plata.

La Fiesta

El guión vendimial2014 “Tupungato… Tierra de valientes y milagros” tuvo de diez cuadros inconexos, en donde los autores trataron de romper con la fórmula introducción - nudo - desenlace, para iniciar y cerrar cada capítulo en sí mismo. Con un maestro de ceremonia que fuea uniendo los cuadros unos con otros.

Es una obra que rinde claramente dos grandes homenajes:

El primero: al 200º aniversario de la creación del Regimiento de Infantería de Montaña 11, con sede en Tupungato, que fue la primer unidad militar instituida para acompañar a San Martín en la gesta libertadora.

El segundo: al prodigio que se palpita a diario en este departamento mendocino: el milagro del trabajo del huarpe, del inmigrante y de la familia vendimiadora, disfrutando y protegiendo el valle que domina el cerro Tupungato.

“Tupungato… Tierra de valientes y milagros” tuvo su primer cuadro a modo obertura que, brevemente, mostró la esencia de la obra.

Además en su transcurso se realizaron celebraciones a la Tonada, puro sentimiento hecho canción, a la frescura de la juventud tupungatina, a la Virgen de la Carrodilla y, también muy especialmente, al Día de los enamorados con una visión vendimial.



Dejanos tu comentario