DIARIO

Martes 04.08.2015

Mendoza Sábado, 05 de marzo de 2011

El mendocino que hizo llorar a Cristina

El artista Norberto Filippo le obsequió a la Presidenta un retrato de Néstor Kirchner hecho a base de óleo y vino Malbec. En el desayuno de la COVIAR, la Jefa de Estado agradeció el regalo con lágrimas y dijo que era el mejor regalo que se podía llevar de la provincia. Audio: entrevista de Radio Nihuil con el pintor.

Compartir

Compartir

Cristina recibió el retrato pintado por Norberto Filippo en el hotel donde se alojó, la noche del viernes, cuando arribó a la provincia.
Casi al final de su discurso en el desayuno de la COVIAR, en el Hyatt Park Mendoza, la recia presidenta Cristina Fernández, dejó salir a la sensible viuda de Néstor Kirchner.



La mujer, quien pese a que estuvo durante la mañana de este sábado en Mendoza para participar de la Fiesta Nacional de la Vendimia no abandonó el estricto luto, agradeció a los mendocinos en general por "las muestras de cariño" que recibió desde el momento que puso pie en la provincia. Sin embargo, hizo un espacial agradecimiento "a un pintor", que le hizo un cuadro, que le obsequió el intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham.



Si bien a la mandataria tuvieron que soplarle el nombre del artista y también del cacique comunal, manifestó la emoción que le causó el obsequio: se trataba de un retrato de su fallecido esposo Néstor, hecho con óleo y vino Malbec.



"Me acerqué a la obra, la toqué mucho, me emocioné mucho", dijo Cristina. Y tras pedir conocer al pintor y, poco a poco, comenzar a quebrársele la voz, añadió que se llevará la pintura a Santa Cruz. "Logró captar su profundidad, es él. Mendoza no me va a poder hacer un regalo más lindo", remarcó la viuda.



Por su parte, Filippo -en declaraciones para Radio Nihuil- se mostró sorprendido porque nunca pensó que podía llegar a emocionar tanto a la Presidenta con su obra, de la que se siente orgulloso porque considera que captó la esencia humana del ex mandatario.



"Para mí esta experiencia marcó un antes y un después: todos los artistas esperamos, cuando plasmamos algo en el lienzo, es lograr crispar la piel del otro", acotó.

 


Dejanos tu comentario