Independiente Rivadavia Independiente Rivadavia
jueves 25 de febrero de 2016

Maná cantó con su banda tributo local

El grupo mexicano compartió un asado y una zapada con Sueños Líquidos, que lleva 16 años rindiéndoles tributo. Aquí, el relato en primera persona.

Llevan 16 años inspirados y abocados a la obra musical de la banda mexicana Maná, fanatizados al verlos en vivo en su primera visita a Mendoza, allá por marzo del 2000. Y ahora, aquello que tal vez latía como una utopía se hizo realidad: Sueños Líquidos ofreció un minirecital privado, a pedido de Maná, exclusivo para ellos en un escenario que terminaron compartiendo todos juntos.

Fue el martes pasado, un día antes de que el grupo liderado por Fher Olvera tocara en el estadio Independiente Rivadavia.

Se reunieron en Casa El Enemigo, del enólogo Alejandro Vigil (gran generador y animador de estos encuentros vinícolas, turísticos y musicales). Allí compartieron un costillar, degustaron buenos vinos y a la hora de la siesta, ante unos pocos elegidos como público casual, Maná y Sueños Líquidos se apoderaron de los instrumentos para tocar en vivo temas como Vivir sin aire y Mariposa traicionera.

Maná en Mendoza

"Ellos nos invitaron y fuimos. Para nosotros es un orgullo que nos conozcan, contar con su amistad y encima que nos inviten a tocar para ellos", expresa el bajista de Sueños Líquidos, Luis Benítez, a propósito del encuentro en la bodega local y la zapada –o "palomeo", como dicen los mexicanos– que surgió a pedido de Maná, a la hora de la sobremesa.

"Maná es una banda formada también desde la familia y la amistad. Compartir eso con ellos, sentirnos parte, era algo impensado para nosotros", completa.

Es la primera vez que ambas bandas interactuaron y –cuenta Benítez– "surgió espontáneamente, no estuvo planeado, la ansiedad del momento se disipó cuando vimos la aceptación de ellos, cuando sacaron sus celulares para filmarnos a nosotros... no lo podíamos creer", se sorprende el músico.
En ese improvisado show, Sueños Líquidos interpretó, entre otros temas, Vivir sin aire. "De repente, Fher se paró, tomó su armónica y se puso a hacer la introducción con nosotros tocando ahí", revela Benítez.
En otro momento, Mariposa traicionera también fue compartida por el guitarrista de Maná, Sergio Vallín. El ambiente relajado y los latidos de amor hacia las mismas melodías, hicieron del encuentro una velada inolvidable.

Como broche de esta experiencia, el grupo mexicano eligió al guitarrista de Sueños Líquidos, Adrián Agüero, para subir el miércoles al escenario de Independiente Rivadavia y tocar juntos la canción Me vale.


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas