Barbie Vélez Barbie Vélez
sábado 07 de mayo de 2016

La carta que Nazarena Vélez le escribió a su hija

La productora y actriz le dedicó una extensa misiva a Barbie Vélez tras el cruce de denuncias por violencia que hicieron con su ex Federico Bal.

Tras el escándalo mediático cruzado con denuncias de violencia que enmarcó la separación de Barbie Vélez y Fede Bal, le tocó ahora el turno a Nazarena de expresar su opinión al respecto.

Según cuenta en la misiva 2.0, la productora dice que por "su pasado" muchos condenan a Barbie y ponen en duda lo que sucedió con su ex pareja.

A continuación, la carta completa:

Barbie:

La princesa que salvó mi vida, la que me supo levantar reiteradas veces del suelo, la que salió a vender en una feria para que pueda llenar la heladera cuando no hubo fuerzas ni para comer. Quien le enseño a rezar a Thiago para encontrar la manera que su hermanito chiquito pueda comunicarse con su papá en el cielo... Ella, la que puso paz en la cabecita del "Chino" Agostini cuando todo parecía ser una guerra.

Ese ángel hoy tiene un ala lastimada y me toca a mí ayudarla como siempre lo hizo ella, pero la impotencia me invade porque siento que para "el afuera" nada de lo q haga termina de alcanzar, ya que "mi pasado me condena".

Están frente a una mujercita de 21 años que desde chica ayuda y sostiene, cuida y contiene sin pensar ni especular si todo eso a la larga le puede hacer mal o perjudicar.

Hoy la vida la golpeó pero esta vez fue tan directo que casi no la deja con fuerzas ni para pensar. Hija mía, ángel de mi vida, sé que rápidamente te vas a poner de pie. Mostraste luz en los momentos más oscuros.

Arriba que vos podés.

"Jamás vas a estar sola"

Perdón por mancharte con mis equivocaciones e historia de vida. Hoy vos, la que siempre ayudó, sos la frágil que necesita ayuda.

Hija mía, pongo mi cuerpo y mi alma para q nunca más la vida cruelmente te vuelva a lastimar. Y si alguien quiere golpear con palabras dolorosas, o como sea, acá estoy yo, direccionen la ira y el odio hacia mí, me banco eso y mucho más por protegerla.

Está muy herida, y es demasiado su dolor. Dios y la Virgen te protegen, mi pequeña Bárbara. Mamá te ama pour l'éternité.
Fuente:

Más Leídas