policiales - Judiciales Judiciales
jueves 05 de enero de 2017

Dos patovicas de un casino lo discriminaron por ser gay y ahora deberán indemnizarlo

Un joven ganó un litigio civil por 50 mil pesos tras ser increpado por dos guardias de seguridad.

Un hombre recibirá una considerable suma de dinero en concepto de indemnización tras realizar una demanda civil contra un reconocido casino mendocino tras ser discriminado por su condición de homosexual.

En el relato que realizó el denunciante -se reserva su identidad-, recordó que el día de su cumpleaños concurrió con una amiga al casino de un hotel ubicado en el centro cuando se produjo un altercado con personal de seguridad. Una de las vigilantes comenzó a seguirlo cuando el joven le comentó a su compañera: "¿Por qué nos sigue esta pelotuda?". La empleada de seguridad lo escuchó, por lo que le preguntó si la había insultado, a lo que el joven contestó que estaba hablando con su amiga.

Minutos después, en el lobby del casino la guardia estaba hablando enfurecida con uno de sus colegas, por lo que el demandante se acercó y les pidió disculpas. Según su declaración, la respuesta que recibió del otro patovica fue: "A mí hablame como hombre, sino no me dirijas la palabra", en alusión a su condición de gay.

El joven pidió hablar con el encargado y en ese momento el hombre de seguridad volvió a increparlo: "Si te acercás te mato, te quiebro los huesos, puto de mierda".

El joven se retiró del lugar y realizó una denuncia penal y una presentación ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y Racismo (INADI). También envió una carta documento a la gerencia del casino solicitando una indemnización, pero fue rechazada, por lo que inició el litigio civil.

La versión que aportaron desde la empresa demandada tiene varios contrastes. La guardia de seguridad manifestó que en un primer momento el denunciante le dijo "qué estúpida que sos". Por otro lado, subrayaron que la primera respuesta del patovica fue porque estaba elevando el tono de voz y le manifestó "hablemos como dos hombres civilizados y bajá la voz por favor".

Por la causa civil, que se tramitó en el Octavo Juzgado de ese fuero, pasaron varios testigos, entre ellos la amiga que acompañó al joven y el supervisor del lugar. También se observaron los videos de las cámaras de seguridad del lugar. El magistrado le quitó entidad a la versión del denunciante y decidió rechazar la demanda.

Sin embargo, el joven apeló y logró revertir el fallo en la Tercera Cámara de Apelaciones Civil. Con detallados fundamentos, donde incluso recordaron el discurso de Roberto Fontanarrosa en el Congreso Internacional de la Lengua Española que se realizó en Rosario, los jueces admitieron la demanda en su totalidad.

Los magistrados criticaron duramente a la empresa asegurando que hasta en su defensa demostró "desajustados estereotipos de género". "Dice que el supervisor le manifestó al actor que, como estaba vestido como hombre, es que el guardia le dijo que hablaran como hombres, sin saber que era homosexual (...) Es que me parece ridículo el planteo. ¿Pensará la accionada que un homosexual no es un varón? La accionada debe revisar sus conceptos pues son, por lo menos, arcaicos y alejados de la ciencia", aseveraron.

Es por esto que accedieron a una indemnización de 50 mil pesos más intereses y costas a favor del denunciante. Este monto está dividido en 30 mil pesos de daño moral que "representan el costo de unas vacaciones breves en Brasil" y el resto como multa civil porque "la falta ha sido grave, hubo ataque a la dignidad del consumidor y hasta amenaza de daño físico".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas