policiales - Judiciales Judiciales
lunes 18 de abril de 2016

Condenaron a dos hermanos por asesinar a un trabajador rural

Joggy (27) y Búho (39) Oronel recibieron varios años de prisión por ultimar con una escopeta a Ramón López (30) hace exactamente dos años.

Dos hermanos fueron condenados por la Justicia a mediados de la semana pasada al ser encontrados culpables del asesinato de un trabajador rural en Maipú ocurrido hace exactamente dos años. Otros tres jóvenes terminaron absueltos en el proceso judicial.

La Tercera Cámara del Crimen encontró culpables de homicidio agravado por el uso de arma de fuego a José Antonio Oronel (27) y su hermano mayor Jorge Daniel (39). El primero de ellos, conocido como Joggy, fue sentenciado a 12 años de prisión al ser considera el autor material de la muerte de Ramón López (30).

En tanto que el Búho Oronel recibió una pena de 10 años y 8 meses de cárcel. Según los magistrados, fue partícipe necesario del crimen ya que fue quien le prestó el arma de fuego a su hermano menor.

Los jueces Diego Lusverti, Ariel Spektor y María Laura Guajardo, quienes firmaron la sentencia, decidieron absolver de culpa y cargo al salteño José Mercado (26) y a los hermanos Franco (27) y Sebastián Zapatito (25) Díaz.

Si bien durante la etapa de investigación primaria las autoridades sostenían que estos tres jóvenes habían tenido una participación secundaria en el hecho, al arrojar piedras y elementos contundentes a la víctima durante el enfrentamiento, la Cámara del Crimen no siguió el mismo lineamiento y terminó determinando la liberación de los imputados.

Enfrentamiento rural

Ramón López era un cosechador tucumano que vivía en el interior de la finca Titarelli, ubicada en calle Las Margaritas de Fray Luis Beltrán. En la misma propiedad residían los hermanos Oronel.

Según sostiene la Justicia, el 18 de abril de 2014 la víctima fatal se encontraba reunido junto a otros tres trabajadores, festejando el fin de la cosecha. Otro grupo de jóvenes colegas llegaron al lugar y comenzaron a arrojar piedras contra la vivienda.

López salió del domicilio con una compuerta de riego utilizándola como escudo y una lanza. En medio del cruce, golpeó a uno de los hermanos Díaz en el cuello. En ese momento, el Joggy Oronel tomó una escopeta y le efectuó un disparo en el pecho que le quitó la vida en el acto.

Efectivos policiales llegaron al lugar y lograron detener a los cinco acusados cuando intentaban darse a la fuga por unos parrales.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas