economia - inflación inflación
lunes 25 de julio de 2016

Día del Niño: se estima que la facturación aumentará entre un 20% y un 30% respecto a 2015

Desde la Asociación de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA) se preparan para vender un 10% más de unidades que en el 2015.

Desde la Asociación de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA) se preparan para vender un 10% más de unidades que en el 2015, con un aumento de facturación entre 20 y 30%; y se asume que, en general, el público consumidor de juguetes tratar de ubicar aquellos más económicos, lo que podría generar que el ticket promedio sea estimativamente de $200/$300.

Faltan pocas semanas para el Día del Niño y los comerciantes de juguetes comenzaron a evaluar cómo se desarrollará el evento más importante que esta industria tiene en el año junto a la Navidad.

Desde inicios del año apostaron al compromiso de no subir los precios hasta fines de agosto (o afectarlos muy levemente), pero estiman que a pesar de ello, la recesión general podría igualmente afectarlos, más allá de sus expectativas, cautelosamente positivas.

Los chicos tendrán su regalo pero este año será más económico: mientras que el ticket promedio en 2015 fue de $400, para esta temporada se esperan ventas de $200/$300 por juguete, lo que representa una sensible diferencia.

Respecto a la inflación, el ingeniero Carlos Restaino (Director Ejecutivo de AADEJA, entidad que representa casi el 80% de los comerciantes jugueteros) rescató que los precios del sector han subido alrededor de un 15% promedio, muy por debajo de otros rubros.

A diferencia de la temporada pasada, los consumidores encontrarán en las jugueterías una mayor variedad: la apertura de las importaciones permitió Día del Niño: se mantiene el volumen del año pasado pero cae la facturación.

Desde la Asociación de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA) se preparan para vender un 10 % más de unidades que en el 2015, con un aumento de facturación entre 20 y 30 %; y se asume que, en general, el público consumidor de juguetes tratar de ubicar aquellos más económicos, lo que podría generar que el ticket promedio sea estimativamente de $200/$300.

Faltan pocas semanas para el Día del Niño y los comerciantes de juguetes comenzaron a evaluar cómo se desarrollará el evento más importante que esta industria tiene en el año junto a la Navidad.

Desde inicios del año apostaron al compromiso de no subir los precios hasta fines de agosto (o afectarlos muy levemente) , pero estiman que a pesar de ello, la recesión general podría igualmente afectarlos, más allá de sus expectativas, cautelosamente positivas.

Los chicos tendrán su regalo pero este año será más económico: mientras que el ticket promedio en 2015 fue de $400, para esta temporada se esperan ventas de $200/$300 por juguete, lo que representa una sensible diferencia.

Respecto a la inflación, el Ing. Carlos Restaino (Director Ejecutivo de AADEJA, entidad que representa casi el 80% de los comerciantes jugueteros) rescató que los precios del sector han subido alrededor de un 15% promedio, muy por debajo de otros rubros.

A diferencia de la temporada pasada, los consumidores encontrarán en las jugueterías una mayor variedad: la apertura de las importaciones permitió un mayor ingreso de productos de otros países, especialmente de China, nutriendo los comercios y góndolas o sectores exclusivos de productos diversos en cuanto a propuesta y precio.

El mayor ingreso de productos extranjeros también repercutió en la modernización de los nacionales: las jugueterías han incorporado nuevos conceptos interactivos y electrónicos que le den mayor valor de juego al juguete.

Esto fue posible gracias a la posibilidad de importar la parte tecnológica que necesita el juguete. Por ejemplo, el chip que llevan algunos productos tiene un costo inviable para la producción nacional: lo más común es que esa aparatología se importe y se incorpore a un juguete nacional.

Entre las tendencias de consumo, en los últimos años ha variado la edad de los consumidores: el uso de juguetes ahora no supera los 8 ó 9 años cuando antes los chicos jugaban hasta los 10. Esa merma se compensó con el crecimiento de productos para bebés (de 0 a 4 años), target que creció mucho últimamente.

Lo que es seguro es que las ventas del Día del Niño estarán canalizadas en su mayoría a través de las jugueterías (comercios individuales o cadenas comerciales exclusivas) . Una de las particularidades de nuestro mercado es que los locales "puros" siguen siendo el principal canal de venta mientras que en otros países los juguetes se compran más en las llamadas Grandes Superficies (habitualmente "shoppings", supermercados o locales multi-producto).

Fuente: Prensa AADEJA
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas