espectaculos - estrenos estrenos
jueves 01 de septiembre de 2016

Woody Allen, un romántico

Café Society está de estreno esta semana. Es una comedia agridulce sobre la década de oro, protagonizada por Kristen Stewart y Jesse Eisenberg.

Café Society se refiere a los miembros de la alta sociedad, aristócratas, artistas y famosos, que se reunían en cafés y restoranes de moda en Nueva York, París y Londres a finales del siglo XIX y principios del XX, aunque el término se hizo popular en el Nueva York de los años '30, tras el fin de la Ley Seca y la aparición de la prensa amarilla, que cubría con avidez a los integrantes de ese club de exclusivos.

También, Café Society es el título de la película número 46 del prolífico Woody Allen, una comedia agridulce que haciendo honor a su nombre recorre cada noche desde los clubes de jazz de Greenwich Village a locales legendarios de los alrededores del centro como El Morocco, a la calle 142 en Harlem, donde se encontraba el Cotton Club.

Allen nació en Nueva York durante aquella década glamorosa, los años de oro para Hollywood, el 1º de diciembre de 1935, bajo el nombre de Allan Stewart Konigsberg, y se crió con las raíces judías de los abuelos inmigrantes rusos y austríacos, con un estereotipo tan común en sus películas, incluida Café Society.

Con apenas 15 años, él también ya había entrado en el mundo del espectáculo, cobrando 200 dólares a la semana para escribir algunos chistes en un diario, hasta que decidió contar sus propios chistes, al estilo stand up. La mejor oportunidad llegó gracias a Warren Beatty cuando le pidió que escribiera el guión de una película donde le prometió también un personaje, pero Allen escribió el guión con sus mejores partes humorísticas y Beatty abandonó el proyecto, que terminó protagonizando Peter Sellers, después de pedir que cambiaran sus diálogos y mucho más tiempo delante de la cámara.

Fue por esa misma experiencia que Woody Allen decidió dirigir sus propias cintas, para tomar todo el control sobre su trabajo. El resto es pura historia de cine, como que filmó una película por año.

Cafe Society está protagonizada por Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, además de Steve Carell y la escultural Blake Lively. Ambientada en el Hollywood de los años '30, el filme cuenta la historia del joven Bobby Dorfman, cuyo mayor sueño es convertirse en estrella de cine.

Bobby abandona Nueva York y viaja a la meca del cine para reunirse con su tío, un poderoso agente y productor de Hollywood. Allí se enamora de Vonnie, la guapa secretaria de su tío, lo cual lo enfrentará al todo todopoderoso magnate de la industria cinematográfica.

Todo ello aderezado por el romántico contexto del Hollywood de los años '30, los locales de jazz y también por la presencia de algunos gánsteres.

La película incluye una frase que dice: "La vida es como una comedia escrita por un guionista sádico". Al respecto, Woody Allen comentó a l sitio web El Espectador.com que "la vida se puede ver como algo muy entretenido. Yo le di un marco donde un esposo engaña a la esposa y arregla toda clase de reuniones secretas para tener encuentros clandestinos que son graciosos al verlos. Para el que está afuera, resulta entretenido, porque tiene un elemento gracioso. Pero es muy triste si le buscas la profundidad al tema, porque la mujer es engañada y la gente termina con vidas muy vacías cuando tiene un romance así. Es como cuando la gente piensa: '¿qué puedo hacer? Tengo que reírme porque si no me río, me suicido'. Lo que quieren decir es que adaptan la perspectiva cómica a la existencia, detrás de cierta tristeza y crueldad que a veces tiene la vida".

Disparos sobre la meca
El director de Annie Hall y Manhattan comentó que "Hollywood, en los años '30 estaba dominado por los estudios, en un mundo donde se comían entre ellos. Hubo grandes historias sobre los ejecutivos del cine y las terribles traiciones donde te acuchillaban por la espalda. Las historias de Pat Hobby de Scott Fitzgerald mostraban lo que era Hollywood en aquel entonces. Y estoy seguro de que era algo que también pasaba en Wall Street o la política, pero estuvo mucho más iluminado en Hollywood. Todo lo que pasa en el cine de Hollywood, con las vidas amorosas o los porcentajes de divorcios, siempre estuvo en todas las noticias".

"Si hubiese filmado Café Society años atrás, yo hubiera interpretado el personaje que tuvo Jesse (Eisenberg). Pero él también es perfecto para esta clase de personajes. Yo lo hubiera interpretado mucho menos intenso, porque soy comediante, no soy actor, y le hubiese dado una sola dimensión. Él en cambio le dio mucha más complejidad y mucho más interés a la película", aseguró Allen, tirándole flores a su protagonista masculino.

Además explicó que la idea original del filme estaba basada en la estructura de una novela sobre una familia donde Jesse fuera el protagonista que se involucra con otros personajes como Kristen Stewart y Steve Carell, como el tío. El cineasta neoyorquino aseguró que quería mostrar varias historias que fueran contadas con la voz del autor.

Y sobre el parecido con Eisenberg, sobre todo con la forma de hablar, Woody indicó que "se ve una linda similitud, pero nunca fue intencional. El personaje no se parece nada a mí. Yo nunca fui a Hollywood a buscar trabajo ni tenía ahí parientes, ni me involucré románticamente con otra mujer allá. No tuve nunca una historia parecida. El parecido con Jesse resulta inevitable, por la asociación de mi voz, pero yo no lo veo como la gente lo ve".

El director de Días de radio contó cómo fue que eligió Kristen Stewart para el personaje de novia de Jesse Eisenberg. "Le habíamos pasado el guión para que lo leyera y después confirmó que podía hacer los dos lados del personaje. Para mí era perfecta. Con mi directora de casting, Juliet Taylor, habíamos especulado en a quién podíamos llamar y cuando surgió el nombre de Kristen, los dos dijimos que era la persona perfecta. Yo necesitaba alguien que pudiera interpretar a la dulce adorable secretaria de Nebraska, que después pudiera deslumbrar con pieles y joyas. Y ella se ve muy elegante. La llamamos, estaba disponible y tuvimos suerte de tenerla", dijo.

Café Society incluye tantas anécdotas y comentarios judíos como en las mejores comedias de Allen. "Yo escribo sobre lo que sé. Nací en una familia de judíos y en esta película el padre y la madre parecen de mi vida. Yo crecí entre padres que discutían todo el tiempo y también hablaban en yiddish. Y por eso es tan fácil de escribirlo, me resulta simple, puedo ser auténtico porque lo viví", explicó.

Además, sobre la propia historia de amor entre hombres maduros y mujeres muy jóvenes, cuestión que se repite en varias cintas del neoyorquino, Allen señaló que siempre se consideró una persona romántica, aunque las mujeres que pasaron por su vida no piensen lo mismo.

"Algunos pueden pensar que soy más bien un tonto romántico, un romántico de Nueva York, un romántico del pasado... Y probablemente soy así. Y probablemente sea tonto, pero por esa misma razón me crié con las películas de Hollywood y esa es la influencia que tengo. Es lo que tiendo a hacer también con mis películas", admitió.

Y anticipó que no dudaría en filmar la historia donde la mujer fuera la que conquista a un hombre mucho más joven. "Si tuviera una buena idea para una historia de una mujer de 50 y un hombre de 30, haría la película. No es algo tan común y tampoco tengo tanta experiencia como para escribir el material, pero es una idea válida para marcar la diferencia de edad entre dos personas. Cuando yo tenía 30 años estaba enamorado de una mujer de 50 que era hermosa y maravillosa. Pero ella estaba casada y ni se me acercaba. Esas cosas pasan todo el tiempo, aunque yo no lo vea muy seguido".

-30 millones de dólares costó hacer Café Society, la cinta más cara de las 47 que integran la filmografía de Woody Allen, según declaró el propio realizador que el 1 de diciembre cumple 80 años.

CAFE SOCIETY

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas