espectaculos espectaculos
martes 10 de octubre de 2017

Velada clásica y romántica en puntas de pie

Como parte de las celebraciones en todo el país, aquí se montará en el teatro Independencia el ballet Giselle, a cargo de solistas mendocinos y foráneos

En el marco de los festejos por el Día Nacional de la Danza, la Secretaría de Cultura de Mendoza presenta el ballet Giselle en doble función. Un clásico del repertorio internacional, con bailarines mendocinos e invitados del Ballet del Teatro Argentino de La Plata. Será hoy y mañana, en el teatro Independencia.

El Día de la Danza se celebra a lo grande. Por eso, la sala mayor de los mendocinos será el escenario de un nuevo encuentro con la danza clásica. En esta oportunidad se repondrá la obra de ballet Giselle, bajo la dirección de las maestras María Cristina Hidalgo y Genoveva Sagués.

La obra será interpretada por bailarines mendocinos (seleccionados mediante audición). Y contará con la actuación especial de grandes figuras del Ballet del Teatro Argentino de La Plata en los roles principales.
Juan Bautista Parada (Albretch), Julieta Paul (Giselle), Agustina Verde y Esteban Schenone (Pas de Paysan) son las figuras invitadas a la gala.

En tanto, el mendocino Emiliano Ovejero, del Ballet de la UNCuyo, interpretará el rol de Hilarión.
La reposición y adaptación coreográfica estará a cargo de la bailarina Paloma Riveros –quien también asume el rol de Bathilde, la Duquesa–, con coreografía de solistas mendocinos de Genoveva Sagués y la puesta en escena de María Cristina Hidalgo.

La escenografía de la obra fue facilitada por el Ballet de la Provincia de Salta, con montaje de Julio García y Daniel Cortez. El vestuario es una adaptación de la mendocina Yanina Di Munno, con tocados de Humberto Riveros y Paloma Riveros.

Será una oportunidad única para disfrutar de un clásico del ballet, con la actuación de grandes figuras.

Clásica y romántica
Giselle es una obra maestra absoluta del teatro de la danza del romanticismo.

Fue estrenada en 1841 en la Ópera de París, constituyéndose en pieza pura y fundamental de la danza clásica, tanto por el tratamiento de los ideales románticos como por el empleo de la más refinada técnica teatral del siglo XIX. Constituye una de las obras más importantes del ballet romántico.

El argumento de Giselle fue escrito por Jules Vernoy y Teóphile Gautier, con música de Adam y Buugmuller. La coreografía original de Jules Perrot y Jean Coralli.

Se basa en la leyenda en la que las doncellas muertas antes de sus bodas salen de las tumbas por la noche y, si un hombre anda por ahí, es condenado a bailar hasta morir.

La obra completa cuenta de dos actos, cuyos roles principales son Giselle, Albretch e Hilarión.

Fuente:

Más Leídas