espectaculos espectaculos
lunes 07 de marzo de 2016

Una mujer que cuestiona los mandatos sociales

Soleada es la ópera prima de la cordobesa Gabriela Trettel y llegó a las salas locales el jueves pasado. Aquí, la directora explica la génesis del filme.

La cineasta cordobesa Gabriela Trettel es la autora de Soleada, una película protagonizada por Laura Ortiz, que narra el drama de una mujer que parece tenerlo todo para ser feliz hasta que comienza a cuestionar los mandatos sociales. La cinta, que llegó el jueves a las salas de cine locales, cuenta, además, con música de Raly Barrionuevo.

La ópera prima de Trettel nació como guión hace poco más de 10 años, cuando la joven directora sufrió una crisis personal que la hizo replantearse varias cuestiones y entender de otro modo su vida.

"Estaba atravesando una separación, con toda la crisis emocional que eso implica: una mudanza, cambio de entorno y de vida, en general. Empecé a cuestionarme algunas estructuras preestablecidas, el formato aceptado socialmente y me di cuenta de que estaba haciendo las cosas según el mandato social", recordó la cineasta.

A partir de esa experiencia, Trettel empezó a tejer la historia de Adriana, una mujer casada, madre de dos hijos adolescentes, que parece tener la vida solucionada, pero que al instalarse en su casa de veraneo, toma conciencia de una vida bastante rutinaria y empieza a cuestionarse si es feliz en esa cotidianidad monótona e imperturbable.

Filmada en Córdoba, en la zona de Sierras Chicas, Soleada muestra las sensaciones encontradas de la protagonista y sus hijos mientras ponen en orden su casa, pero se centra de manera sutil en el camino de introspección que ella emprende.

Trettel explicó que en ese camino la protagonista: "Cuestiona el mandato social y al hacerlo cuestiona el mandato que ocupa como mujer en su familia, en su trabajo y en su pareja. Así transforma el mundo que la rodea. Su entorno empieza a cambiar y lo que se pregunta la película es qué lugar ocupa ella en todo eso".

Y agregó: "Ella tiene la posibilidad de emprender una nueva vida y también de correrse un poco de lugar, sacar los pies del plato y ver qué pasa. Debe animarse a sumergirse en una crisis. Puede ser que todo ese castillo de naipes armado a su alrededor no sea tan perfecto como parece, pero también en esa crisis, aceptándola, puede encontrar varias respuestas".

Soleada

Fuente:

Más Leídas