espectaculos - Mendoza Mendoza
viernes 13 de mayo de 2016

Un thriller cinematográfico para vivenciar en directo

Estreno. Con texto de Martín Chamorro y dirección de Francisco Carrasco, sube este sábado a las tablas del Independencia la inquietante puesta Lago Rojo.

Una jugada escénica con ribetes cinematográficos propone el estreno teatral de este sábado en la sala mayor de Mendoza, y los espectadores se verán atormentados por una historia policial de suspenso psicológico.

Así de arriesgado resulta el propósito de Lago Rojo, obra escrita por Martín Chamorro que dirige Francisco Pancho Carrasco, con un elenco de actores de marcada trayectoria como Guillermo Troncoso, Darío Martínez, Gonzalo Bendelé y el propio Carrasco.

"La tecnología nos permite salir un poco de la cosa hermética de una sala para llegar a la gente, de ahí el tráiler que hicimos. Aparte, es una súper producción poco habitual en Mendoza. Que un productor independiente se lance a montar un thriller en teatro... ¡está loco Martín Chamorro!", expresa Pancho Carrasco, convocado por el autor y productor de Lago Rojo gracias a sus anteriores puestas innovadoras.

Carrasco dice que cuando leyó el texto le pareció muy interesante y "vi la obra en la cabeza al toque". La puesta cuenta además con una gran inversión en escenografía (creación de Gabriela Bizón, Lorena Baldín, Luciano Cortez y Soledad Sales) –"es una cabaña dentro de un teatro", aporta el director– y una música incidental compuesta por Víctor Silione.

Todo bien, pero ¿se puede hacer un thriller en un teatro? "Sí se puede, esta es una historia de suspenso psicológico, fuimos fieles al género, es una cápsula aislada del mundo donde transcurre la historia, enriquecida por los elementos teatrales y las actuaciones", responde Carrasco.

Misterio y tensión a un ritmo vertiginoso caracterizan la obra, cuyo proceso de creación y montaje llevó más de un año. Todo transcurre en una hora y 10 minutos.

"Emma, la hija pequeña de Sebastián Miller, un destacado psiquiatra, desaparece sin dejar rastros. Tiempo después de la desaparición de su hija, Sebastián decide alejarse y se refugia en su cabaña en Lago Rojo, para intentar olvidar. Lejos de eso, sus recuerdos y fantasmas volverán para atormentarlo", reza la sinopsis de la obra.

"Julia es una extraña mujer que dice sufrir terribles alucinaciones con una niña que escapó de su casa. Las coincidencias con la desaparición de su hija obsesionarán a Sebastián, quien inicia un tratamiento psiquiátrico con su nueva paciente para lograr descubrir la verdad. Una tormenta se desatará en Lago Rojo, al igual que en la vida del protagonista", concluye con suspenso.

Rupturas del tiempo y quiebres argumentales trabajó para la puesta el director y actor Pancho Carrasco. Todo con el objetivo de ofrecer una propuesta teatral "muy clara, para toda la familia, es como sentarse a ver una película, con una dinámica intensa".

En cuanto a la línea de actuación que propuso el director fue la de ser ambiguos, "que el público dude de todos los personajes, que no sea obvio el descenlace".

Por su parte, el autor Martín Chamorro confiesa que siempre quiso ver una obra de suspenso "y como no había en cartelera se me ocurrió encararla yo, con todos los temores que eso conlleva".

Amante del género, sea cinematográfico como literario, Chamorro se dejó influenciar por las cuestiones psicológicas del suspenso, "quería meterme en la cabeza de estos personajes", agrega, para lo cual en su debut dramatúrgico se tomó un año de trabajo.

Y luego, con el libro en mano, se lo ofreció a Carrasco "porque me parece un artista muy inquieto, creativo, y no quería terminar haciendo un intento de thriller o fracasar en el género al llegar a la escena", explica.

"Es muy difícil lograr en vivo y en directo el suspenso, utilizamos efectos lumínicos y sonoros para el montaje escénico, además de las actuaciones, para dejarte con los pelos de punta y con la intriga hasta el final", destaca Chamorro y confirma –al igual que Carrasco– que "es una gran producción, con una escenografía enorme que te muestra diferentes planos de cada escena".

En cuanto a las expectativas con las funciones, el autor –también actor– reconoce que el público mendocino es exigente y "es una apuesta para que la gente se de cuenta de que acá hay grandes artistas, técnicos y profesionales que pueden llevar el suspenso al teatro sin menospreciar el género o bastardearlo".

La obra cuenta con la participación especial de dos niñas actrices-cantantes: Nadira Tahan y Sofía Salay que van rotando en cada función.

Lago Rojo estará este fin de semana en el Independencia y en agosto hará temporada en el teatro Selectro.

Lago Rojo
Cuándo: sábado 14 y domingo 15, a las 21.30
Dónde: Teatro Independencia (Chile y Espejo, Mendoza)
Entradas $150 y $120 (estudiantes y jubilados)
Invita El Siete de Mendoza
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas