espectaculos - estrenos estrenos
jueves 18 de agosto de 2016

Un espía y medio: la diversión delante y detrás de cámaras

Dwayne Johnson y Kevin Hart protagonizan Un espía y medio, comedia de acción que se estrena esta semana en las salas mendocinas. Los actores cuentan, entre bromas y risotadas, cómo fue trabajar juntos por primera vez.

En el primer día de rodaje de Un espía y medio, su nueva comedia de acción y espionaje que llega esta semana a las salas de Mendoza, Dwayne Johnson y Kevin Hart tuvieron que hacer una escena extremadamente difícil.

Difícil en el sentido de que les resultó casi imposible no estallar de la risa y arruinar la toma.

Interpretaban a un doctor y un paciente en un consultorio médico y se miraban a los ojos muy de cerca, tratando de no hablar ni pestañear. Para Hart en especial esto fue muy complicado.

"Kevin no podía mantener la cara seria", dijo el director Rawson Marshall Thurber. "Pasó 12 minutos riéndose y yo decía: '¡No sé si vamos a terminar esto algún día!'. Kevin es un asesino; te hará reír. Dwayne se lo tomó bien, mantuvo la calma, pero toda represa tiene su límite".

Thurber dijo que eventualmente Hart logró filmar la escena, pero "literalmente, si pudieras ver un fotograma más, lo verías estallando de la risa".

En cuanto a Johnson y Hart, ambos dicen que esa escena marcó la pauta de lo que sería el resto del rodaje para ellos. Los dos actores se sentaron a conversar sobre su experiencia trabajando juntos, y su química en pantalla fue real o actuada. Juzgue por sí mismo.

–Dwayne, ¿qué tal fue trabajar con (el creador de "Hamilton") Lin-Manuel Miranda en la música para la película de Disney "Moana"?
Dwayne Johnson: –Ah, increíble. Es un tipo realmente brillante.
Kevin Hart: –Espera, ¿fue mejor que trabajar conmigo?
D. J (fingiendo pánico): –¡No, no! No mejor que tú. Nadie es mejor que tú.

–Pasemos a la primera escena de la película...
D. J: – Es lo más gracioso, hasta el día de hoy, que haya hecho, que me haya hecho reír de ese modo. Y se ve en las tomas eliminadas, fue muy real.
K. H:– Era yo el que estaba muerto de la risa, 100 por ciento. Él se mantuvo enfocado, yo no pude.
D. J: –Ese fue el primer día, y fue realmente un indicio de cómo sería el resto de la película para nosotros, en términos de química y en términos de amistad. Todo sucedió extremadamente rápido.

–¿Se conocían antes?
D. J: –Nos conocimos muy brevemente entre bambalinas en los premios Teen Choice. Fue un "qué bueno verte, soy un gran admirador" y ya. Ahora tuvimos la oportunidad de hacer la película juntos, y tan pronto llegamos al plató fue instantáneo.
K. H: –Tuvimos suerte. Empezamos con el pie derecho. Lo importante es que era el momento oportuno. Nos miramos y dijimos: "Hay algo especial aquí".

–A veces como espectador uno se pregunta si lo que percibe es real, pero ustedes parecen estarla pasando genial juntos...
K. H: –En este caso, lo estamos.
D. J: –Sí, uno nunca sabe, ¿no? (risas). A veces en nuestro mundo uno realmente no puede decir cómo es la gente hasta que la conoce, y cuando los conoce (en un proyecto) piensas: "Esto va para largo".
K. H: –Fue un esfuerzo de equipo valioso. Al final del día, nos ayudamos mutuamente.

–La cinta trata sobre la escuela secundaria. ¿Alguna vez quisieron volver para arreglar algo de su pasado?
D. J: –Yo sí, y de hecho sólo fue hasta que alcancé el éxito y me hice un poco mayor... que comencé a apreciar lo que había pasado en la escuela secundaria y los desafíos. Por mucho tiempo quise corregirlo, echar para atrás, pero no fue hasta que me hice mayor que me di cuenta de que todo pasa por una razón.

–¿Tuviste que amoldarte para hacer esta película?
D. J: –Lo interesante fue encontrar el equilibrio en Bob, un agente de la CIA con un lado del cerebro que no se desarrolló más allá de los 18 años. Así que encontrar ese balance, un Jason Bourne con un Tom Hanks en Quisiera ser grande, ese fue un gran desafío.
K. H: –Era algo diferente y por eso salté ante la oportunidad. Tantos de los personajes a mi alrededor eran graciosos, responsables de los chistes... Fui enfático en cuanto a eso y me aseguré de que el director y yo nos comunicáramos y de no cruzar cierta línea, de no tratar siempre de ser gracioso cada ve que podía.

espias

Fuente: Associated Press

Dejanos tu comentario

Más Leídas