espectaculos espectaculos
lunes 09 de octubre de 2017

U2 festeja los 30 años de "The Joshua Tree" en Argentina

La banda irlandesa se presenta en La Plata

La banda irlandesa U2 se presentará el martes y miércoles próximos en el Estadio Único de La Plata dentro de la gira mundial "The Joshua Tree Tour 2017", que celebra los 30 años de la edición del quinto disco de estudio del grupo, el más exitoso de su historia y considerado de manera unánime por la crítica como su mejor trabajo.

Se trata de la placa que contiene clásicos como "With or without you", "I still haven't found what I'm looking for" y "Where the streets have no name", y que significó la segunda producción de la banda con el famoso productor Daniel Lanois.

Será la cuarta vez en su historia que el grupo integrado por Bono, en voz; The Edge, en guitarras; Adam Clayton, en bajo; y Larry Mullen Jr., en batería; visitará nuestro país, en donde ya se presentó en los años 1998, 2006, en la cancha de River Plate, y en 2011, en el mismo escenario en donde actuará el próximo martes y miércoles.

El show está previsto para las 21 horas y será antecedido a las 19 con la presentación de Noel Gallagher's Hide Flying Birds, el proyecto del ex guitarrista y principal compositor de Oasis; y a las 18 por los locales Joystick.

"The Joshua Tree Tour 2017" se inició en mayo en Estados Unidos y Canadá, continuó en julio por Europa, regresó a Estados Unidos en septiembre y encaró en octubre su etapa sudamericana, con shows en México, Colombia por primera vez, y llegará a Chile y Brasil tras su paso por Argentina.

u2 bono


A pesar de que los irlandeses ya visitaron nuestro país en otras ocasiones, la novedad en esta nueva gira es que por primera vez se interpretará de manera íntegra y en orden el famoso disco que celebra 30 años de su edición.

En este sentido, el grupo toca en vivo, en esta gira, el tema "Red hill mining town", nunca antes interpretado sobre el escenario.

De acuerdo a lo realizado en los países en donde ya se pudo ver este show, el concierto comienza con cuatro clásicos de la banda, registrados en la década del '80, como "Sunday bloody Sunday", "New Year's Day", "Bad" y "Pride (In the name of love)".

El segundo bloque del recital consiste en la interpretación de "The Joshua Tree" y para el final se repasan canciones como "Beautiful day", "Elevation", "Vertigo" y "One", entre otras, en un tramo en donde aparecen pequeñas variaciones cada noche.

Lo cierto es que, desde que se anunció la gira que repasa el famoso disco, se generó un gran entusiasmo tanto entre los seguidores de la banda como por los amantes de la faceta más rockera del grupo irlandés que, a partir de la década del '90, tomó otros rumbos musicales que los alejaron de su raíz musical.

Ocurre que la banda formada en la segunda mitad de la década del '70, se caracterizó en sus inicios por su particular lectura de los ritmos surgidos en la era post-punk, a partir del tratamiento dado a la guitarra por The Edge, con filosas bases; el sintético bloque de bajo y batería; y las comprometidas líricas de Bono.

Prueba de esto último resultan sus clásicos de la primera época como "Sunday bloody sunday", inspirada en una famosa matanza irlandesa en 1972, o "Pride (In the name of love)", dedicada al activista negro Martin Luther King.

En este contexto, "The Joshua Tree" resultó la síntesis perfecta de la búsqueda del grupo en esos primeros años, un trabajo para el que confió por segunda vez en Daniel Lanois, tal como lo había hecho en su anterior disco "The Unforgettable Fire", luego de tres larga duración producidos por Steve Lillywhite, quien sin embargo continuó como ingeniero de sonido.

Tal fue la satisfacción de la banda con la labor de Lanois, que el cantante Bono se lo recomendó a Bob Dylan para su disco "Oh! Mercy", de 1989, que significó el resurgimiento de este artista luego de la década más floja de su carrera, de acuerdo a lo que el mismo Premio Nobel de Literatura 2016 reconoció en su autobiográfico libro "Crónicas".

En tanto, la relación entre U2 y Lillywhite continuó siendo tan estrecha que el grupo delegó en su esposa, la cantante Kirsty MacColl, la elección del orden de los temas en el disco, con la única indicación de que el álbum abriera con "Where the streets have no name" y cerrara con "Mother of disappeared".

Mientras el video promocional de la primera canción remitía al famoso último concierto en la terraza de Apple de The Beatles, "Mothers of disappeared" era una canción inspirada originalmente en la situación política de Nicaragua y El Salvador. Sin embargo, fue retomada como himno por las organizaciones de derechos humanos latinoamericanas, tal el caso de las Madres de Plaza de Mayo.

Además de haber sido un éxito de ventas, con 28 millones de copias, "The Joshua Tree" estuvo varias semanas en el primer puesto de la revista Billboard, ganó un premio grammy como "mejor disco del año" y ocupó en 2003 el puesto 27 de los mejores discos de la historia, según una encuesta realizada por la revista Rolling Stone.
Fuente:

Más Leídas