espectaculos - Mario Pergolini Mario Pergolini
lunes 19 de junio de 2017

Tuqui: "Hoy me gustaría tener un trabajo, es lo único que pido"

La decisión de no callar lo que piensa lo dejó fuera de los medios. En marzo de 2012, sufrió un accidente manejando una moto. Como consecuencia, quedó discapacitado.

Gabriel Pinto, más conocido como Tuqui, está viviendo una difícil etapa en su vida. En marzo de 2012, sufrió un accidente manejando una moto. Como consecuencia, quedó discapacitado. En este momento, no tiene trabajo e inició los trámites para cobrar una pensión.

"Hace un tiempo iba en moto y tuve un accidente. Un taxista no me vio y chocamos. El impacto hizo que salga volando y me fracturé la cadera, me quebré la cabeza del fémur. Me operé y no soldó. Me quedó una pierna más corta. No me puedo apoyar en esa pierna. Por lo tanto estoy perdiendo masa muscular", contó.

Tuqui


"Hoy puedo caminar sin muletas. Conseguí el certificado de discapacidad. Me sirve para tomar colectivos hasta el número 199. Esto me sirve para viajar en colectivos en los que no puedo subir y en trenes", agregó el humorista con ironía.

Tuqui decidió en un principio no solicitar una pensión por discapacidad porque "no quería sacarle al Estado algo que le pudiera darle a otra persona". Sin embargo, por su problema físico se le dificulta encontrar un puesto laboral: "Lo que más quiero es tener un trabajo, pero como no consigo...".

La decisión de no callar lo que piensa lo dejó fuera de los medios. "Me llegan acusaciones políticas de todas las índoles a raíz de cómo son las redes hoy. Parece que todo tiene que tener un trasfondo político y yo después de Alfonsín no volví a votar a más nadie. Yo no soy partidario de nadie, pero lo que sí me preocupa es tener que gestionar estas cosas y que te den muchas vueltas, hay mucha burocracia".

Hace unos días, inició el trámite para recibir este subsidio y se encontró con muchas complicaciones, como le ocurrió cuando quiso obtener su carnet de discapacitado.

Embed


"Estuve cinco años tratando de buscar trabajo, pensé que cambiando de Gobierno iba a mejorar pensando en que lo ideológico tenía algo que ver. Obviamente no. Cuando empecé a opinar de política parece que perdí el talento. Mis opiniones en tanto a lo político o religiosa no son bienvenidas en ningún medio. Así son las reglas del juego. Yo no confió en ningún Gobierno porque no veo que la gente mejore. Mis amigos por ahora me ayudan y me prestan una casa para poder vivir y me la voy rebuscando. Hay mucha gente que no tiene esa ventaja. Todo está muy mal", indicó.

"Yo trabajé en Rock & Pop durante veinte años y se podía opinar de lo que quisiera, había una absoluta libertad cosa que ahora no sucede. Hay que cuidarse de lo que uno dice. Mi último trabajo oficial fue con Julián Weich en Justo a tiempo en 2011. Luego me accidenté y traté de evitar el show del horror así que hubo mucha gente que ni se enteró que yo estaba accidentado y después empecé a buscar trabajo en los medios donde uno conoce gente y que supone que te darán un lugar aunque sea para atender los teléfonos, pero no. Algunos que se decían amigos míos me dieron la espalda y por otro lado gente que te dice que después hablamos y nunca más te atienden el teléfono. El único que me recibió y escuchó fue Mario Pergolini. Él no me pudo ayudar, me dio una mano al escucharme pero si no puede, no puede. Al menos me atendió y me dio sus explicaciones", relató.

Embed


Por último contó de qué vive hoy: "Yo ahora me manejo con mi bandita de rock, haciendo historia del rock nacional y con algunas fiestas privadas. Para aquellos que me quieran contactar lo pueden hacer a través de Twitter. En esa red social recibo todo tipo de mensajes, desde los más solidarios hasta los más duros. Siempre traté de ponerle una cuota de humor a la vida, hasta cuando te va mal. Hoy me gustaría tener un trabajo, es lo único que pido".

Embed


Fuente:

Más Leídas