espectaculos - Netflix Netflix
miércoles 17 de mayo de 2017

Trece Razones crea más polémica en Estados Unidos

Intentaron censurar los libros

Los colegios siguen sin saber cómo actuar frente al fenómeno 'Por trece razones'. La serie de Netflix sigue generando debate entre los que la defienden a capa y espada como una forma muy eficaz de crear una conversación necesaria sobre el acoso escolar, el suicidio y más problemas, y los que la consideran una serie muy peligrosa para los adolescentes. En esta ocasión, la polémica llega de la mano de la última decisión tomada por un distrito escolar del estado de Colorado, en Estados Unidos.

Una oficial del distrito ha instado a las bibliotecas de sus colegios a retirar la novela de Jay Asher en la que se basa la ficción. Esta decisión llega después de que siete de sus alumnos hayan decidido acabar con su vida. Leigh Grasso, directora curricular del distrito de Mesa County Valley, considera que hizo bien a pesar de las críticas de muchos encargados de bibliotecas, que tacharon la medida de censura.

Grasso admite que ni ha leído el libro ni visto la serie, pero que "solo quería ser cuidadosa hasta tener la oportunidad de ver el libro y ver si estaba o no tan relacionado con la película", y asegura que al ser solo una prohibición temporal, no puede hablarse de censura. "Sería difícil para cualquiera que haya lidiado con el suicidio no ser más consciente de las cosas, quizás ser más precavido con las cosas", dice Grasso para seguir defendiéndose, a pesar de que ninguno de los siete suicidios que llevan en su distrito este año han podido relacionarse de ninguna forma con la serie o el libro.

¿Protección o censura?

La medida no ha durado mucho, a las tres horas volvían a estar los libros disponibles en las bibliotecas. Pero Grasso se ha llevado unas cuantas críticas por su acto de "censura". James LaRue, director de la Oficina de Libertad Intelectual de la Asociación de Bibliotecas de América, cree que, aunque seguro que las intenciones de Grasso eran buenas, no debería haber tomado la decisión de forma unilateral, diciendo que "la censura es un camino resbaladizo" y que "a veces el mundo es un lugar peligroso, pero leer sobre él no lo es". Jay Asher, el autor de la novela, sigue defendiendo su trabajo y la forma en la que se representa el suicidio de Hannah en la serie de Netflix: "Constantemente los lectores describen 'Por trece razones' como la primera vez que se sintieron comprendidos. Darse cuenta de que la gente va a entenderles es el primer paso para pedir ayuda".

Pero al final lo que queda claro es que educadores y padres siguen teniendo dificultades para lidiar con el libro y la serie. Hace ya unas semanas algunos colegios de Estados Unidos decidieron enviar cartas a los padres advirtiéndoles de lo que podrían estar viendo sus hijos, mientras que otros les avisaron que deberían ver la serie con ellos, o incluso prohibírsela.
Fuente:

Más Leídas