espectaculos - Eva de Dominici Eva de Dominici
domingo 21 de agosto de 2016

"Trato de vivir más despacio"

Tras el ACV que sufrió, Joaquín Furriel vive la vida de otra manera. Habló con Escenario sobre el protagónico que tendrá en El jardín de bronce, que se emitirá por HBO

Desde este lunes, Joaquín Furriel se pondrá en la piel de Fabián Danubio, el personaje principal de la serie El jardín de bronce, que inicia su rodaje en Buenos Aires y se emitirá el año que viene por el canal HBO.

El proyecto marca el regreso de la compañía televisiva a la producción en la Argentina, luego de que en 2004 realizara Epitafios. Al igual que en esa oportunidad, esta serie será coproducida por Pol-ka.
Furriel interpretará a un arquitecto cuya hija de cuatro años desaparece sin dejar rastro alguno. La pequeña y su niñera debían ir a un cumpleaños, pero jamás llegaron.

Así comienza para Fabián una pesadilla que durará años. Con la ayuda de un extravagante detective privado, irá tirando de un hilo que quizás lo lleve a develar el misterio.

La historia está basada en el libro del mismo nombre, que fue escrito por Gustavo Malajovich y publicado por Random House en 2012.

Se trata de la primera novela que escribe Malajovich, quien es un reconocido guionista que trabajó en Los simuladores y más recientemente escribió el guión de la película Muerte en Buenos Aires.
A cargo de la dirección de los ocho capítulos estarán Hernán Goldfrid (Música en espera, Tesis sobre un homicidio) y Pablo Fendrik (El asaltante y El ardor).

El elenco central lo completan Norma Aleandro, Luis Luque, Gerardo Romano y Julieta Zylberberg. Asimismo, tendrán apariciones los actores Daniel Fanego, Mario Pasik y Rodolfo Ranni.

Escenario participó en la presentación del proyecto, en el lujoso hotel Palacio Duhau, de Buenos Aires, y dialogó con Furriel sobre su presente.

–¿Cómo es Fabián Danubio , el personaje que te toca interpretar?
–Lo interesante del trabajo que estamos haciendo con los directores, Hernán y Pablo, es que tenemos que contar el viaje que vive el personaje. Los guiones son muy claros en eso, nos dictan muy bien lo que tiene que ocurrir. En ese sentido, mientras menos capas de construcción haya mejor. Hay que estar muy vivo porque es un personaje que queda muy expuesto frente a lo que le pasa, tiene una gran honestidad. No oculta nada. Venimos trabajando parar desde mañana lograr ese grado de empatía que debe sentir el público.

–¿Leíste la novela?
–No. Quisieron que sólo trabajara con los guiones. Mi mamá, quien lee mucho, sí la había leído y cuando le conté me dijo que era una novela extraordinaria. Le pedí por favor que no me contara el final porque estaba muy entusiasmado con los guiones. Por suerte, no me lo contó. Estuvo bueno haber leído los guiones porque la novela es una experiencia literaria muy especial y leer guiones es otra cosa.

–Las producciones de "HBO" en Latinoamérica respetan mucho la idiosincrasia del lugar en el que se filman. ¿El público va a reconocer Buenos Aires en esta miniserie?
–Yo creo en el dicho pinta tu aldea y pintarás el mundo. Existe esa idea de que para hacer algo que sea universal hay que quitarle identidad cultural, pero lo más interesante que tiene El jardín de bronce es que la historia ocurre en Buenos Aires y los personajes son muy porteños. La historia es lo que hace que pueda resonar en cualquier lugar del mundo. Lo que le sucede a Fabián le puede suceder a cualquier padre del mundo. La ciudad se va a ver muchísimo.

–¿Trabajás más relajado al saber que el rating de esta producción no se mide minuto a minuto, como sucede con las tiras diarias?
–No. Hace mucho que entendí que lo mejor que puedo hacer es focalizarme en el trabajo. Me di cuenta de que hay muchas cosas que rodean mi trabajo y que no las puedo controlar yo. Desde ya, siempre voy a querer estar en un proyecto al que le vaya bien, pero no depende de mí. Yo creo en un proyecto y lo elijo porque siento que puede valer la pena. Después ya, cómo le va, uno no puede saberlo.

–¿Habías trabajado antes con alguien del elenco?
–Trabajé con Pipo (Luis Luque), en 099 Central. Hace muchísimos años y ahora nos reencontramos de grandes. Es un placer enorme volver a trabajar con él. En la serie, nuestros personajes tienen un vínculo muy estrecho. Por otro lado, tengo muchas ganas de compartir escenas con todo el elenco, que es excepcional.

–¿Sos de ver series?
–Sí. Six Feet Under fue la primera serie que vi de principio a fin. Me enganché muchísimo. ¡Me volvió loco! Es una gran serie. Hasta el día de hoy es una de mis preferidas de siempre. Me gustó mucho True Detective, veo Game of Thrones y la primera temporada de Sr. Ávila me gustó mucho, no he tenido tiempo de seguirla viendo, pero quiero hacerlo.

–¿Qué otros proyectos te esperan este año?
–Cuando terminemos este rodaje, voy a filmar una película que se llama Las grietas de Jara, que es un libro de Claudia Piñeiro. La va a dirigir Nicolás Gil Lavedra.

–¿Cambió mucho tu vida después de que sufriste el ACV?
–La vida cambia. No es que siento que tenga una vida diferente, pero tengo una rutina más tranquila. Si bien sigo teniendo la misma intensidad con respecto a mi trabajo, porque me gusta mucho ponerles el cuerpo a los personajes y los vivo de esa manera, creo que lo interesante es hacerlo, pero en términos más acotados. Por ejemplo, entre la última película que filmé y este proyecto me tomé tres meses de descanso. No superpongo proyectos ni termino algo y empiezo otra cosa de inmediato. Trato de vivir un poco más despacio.

–Estás en pareja con una actriz, Eva De Dominici, y los medios han hablado bastante de ustedes ya, a pesar de que están juntos desde hace apenas unos meses. ¿Cómo te llevás con este lado de la fama?
–En mi caso, siento que lo importante es la intimidad de la pareja. Entiendo que pase porque ella es actriz y yo soy actor. Es una parte muy pequeña de nuestras vidas. Lo más importante tiene que ver con la intimidad, hablo de la relación porque no tengo nada que ocultar, pero tampoco que mostrar.

Fuente:

Más Leídas