espectaculos - estrenos estrenos
jueves 01 de diciembre de 2016

Tom Hanks es el héroe anónimo del "milagro en el río Hudson"

Sully. Con el protagónico de Tom Hanks y la dirección de Clint Eastwood, la cinta cuenta la historia del llamado "milagro del río Hudson". Se estrena esta semana.

Si de héroes comunes se trata, los pilotos de los vuelos comerciales podrían ser de los menos reconocidos.

Esta es una realidad clara para Tom Hanks, quien interpreta al capitán Chesley Sullenberger, conocido como Sully en la más reciente película de Clint Eastwood, la cual está de estreno esta semana en los cines de Mendoza.

El suyo es un nombre que nadie habría conocido si no hubiese salido algo terriblemente mal con el vuelo 1.549 de U.S. Airways, el cual usó el río Hudson para un amerizaje de emergencia después de que una bandada de gansos hizo que se perdiera el impulso de los dos motores del avión.

"Toma la responsabilidad de hacer volar a 150 personas y si hace su trabajo a la perfección a nadie le importa un bledo", dijo Hanks. "Puede hacer su trabajo sin un solo error, despegar perfectamente, aterrizar con facilidad, sin turbulencias y a pesar de esto la gente va a odiar el vuelo porque los maníes estaban malos y la aerolínea perdió su maleta", completó.

El "milagro en el Hudson" fue uno de esos accidentes que le recordó a la gente lo experimentados y discretamente valientes que son los pilotos cada vez que se encienden los motores. Las vidas que iban a bordo de su vuelo son lo que lo diferencia de otros aviadores que ha interpretado Hanks, como el astronauta del Apollo 13, Jim Lovell.

Hanks le preguntó a Sully por qué mejor no trabajó para una empresa para llevar mercancías en vez de personas. ¿Y qué le respondió Sullenberger? "Tienen un mal horario, los pilotos de cargo vuelan de noche".

Más allá del heroísmo
Lo que muchos desconocen es que la historia no terminó para Sully y su copiloto Jeff Skiles cuando las 155 personas estaban sanas y salvas en tierra. Unos 18 meses después estaban siendo investigados por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos. La película de Eastwood dramatiza esta investigación y las dudas que se sembraron ante la decisión de Sully de amerizar en el Hudson, en vez de tratar de regresar a los aeropuertos cercanos. La cinta sitúa la investigación en lo que pasó tras la emergencia.

"Me da mucho gusto que esta versión más compleja sobre la historia sea contada, porque ésta absolutamente nadie la sabe", dijo Sullenberger, quien es ahora consultor de seguridad en aviación.

Aaron Eckhart, quien interpreta a su copiloto Jeff Skiles, dijo que de todo lo estaba en juego, como sus empleos y licencias, lo que más les preocupaba era perder su reputación como pilotos. Dependían de los resultados de la investigación de la junta para determinar si esos 208 segundos en el vuelo 1.549 podrían borrar sus 20.000 horas en el aire y todas las vidas que habían llevado a su destino con seguridad a lo largo de los años.

Esto es algo en lo que Eckhart y Hanks suelen pensar como personas públicas.

"Estás a una anécdota de ser el tipo que dijo algo estúpido", señaló Hanks.

Eckhart agregó entre risas: "Estás sobre la cuerda floja".

"Por eso ninguno de nosotros bebe", respondió Hanks.

También tuvieron un cuidado igual para hacer justicia a las vidas reales que representaban.

"Nuestro trabajo no es echar a perder las vidas de estos señores", dijo Hanks, quien tiene experiencia interpretando a personas reales en películas. Para él uno de los grandes pecados es tratar de alterar voluntariamente los eventos para aumentar la tensión o darle un juicio a sus motivaciones.

"Casi buscas una autenticidad periodística que en general es la antítesis de las películas. Es tan fácil mentir en las películas", dijo Hanks. "Cuando veo que una película dice 'basada en hechos reales' digo 'eso es peligroso'. ¿Basado en hechos reales? Hay muchas cosas que puedes 'basar' en una historia real. Tarzán puede estar basada en una historia real".

Pero las cosas parecen haber salido bien en ese sentido.

"Acabo de ver a Sully en el pasillo y no me dio un puñetazo en el estómago o nada por el estilo, así que creo que es una buena señal", dijo Eckhart riendo.

Y como lo dice Hanks: "Él podría estar esquiando en el agua mientras nosotros estamos aquí, pero quiere que la gente sepa del gran equipo que hizo posible esto".

En cuanto a su famoso director, ambos actores llegaron a la conclusión de que lo mejor era llegar temprano al plató y estar preparados.

Hanks se acostumbró a la señal muda con el índice que significaba que las cámaras estaban rodando y todos estaban alerta. Incluso le parecía liberadora.

"El comportamiento genuino puede echarse a perder al pensar demasiado las cosas", dijo Hanks. "Clint conoce todas las maneras en las que se puede desperdiciar el tiempo y no quiere hacer eso".

Cronología de un hecho increíble
AÑO 2009 El 15 de enero el vuelo 1.549 de U.S. Airways despegó del aeropuerto LaGuardia en Nueva York con destino al aeropuerto internacional de Charlotte, en Carolina del Norte.
A BORDO. En el avión había 150 pasajeros y 5 tripulantes.
IMPACTO. Unas aves dañaron los motores del avión, obligando a un aterrizaje de emergencia. El piloto Chesley Sullenberger y su copiloto, Jeff Skiles, tuvieron que tomar tan dramática resolución.
FINAL FELIZ. El avión tuvo que amerizar en las heladas aguas del río Hudson. Tanto los pasajeros como la tripulación salvaron sus vidas.

hudson

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas