espectaculos - Mendoza Mendoza
viernes 17 de junio de 2016

Teatro gestual para hablar de consumismo

Doble función. Demencia colectiva es la obra que sube viernes y sábado a la Nave Cultural. Las actrices son mendocinas y sanjuaninas, mientras el director es el maestro chileno Juan Bravo.

Se podría decir, en este caso, que "el teatro mueve montañas". Porque Demencia colectiva, la obra que este viernes y este sábado ofrecerá funciones en la Nave Cultural, fue gestada entre Argentina y Chile y Argentina –o más específicamente, entre Mendoza y Santiago de Chile–.

Hace un año, el director teatral, actor y productor chileno Juan Bravo ofreció un workshop de teatro gestual y corporal –su especialidad– en el Espacio Le Parc. La idea, de entrada, era que la experiencia sirviera para desarrollar algún proyecto escénico. Y así, con actrices mendocinas y sanjuaninas, Bravo encaró el desafío trabajar sobre una intervención teatral de corta duración y en un espacio urbano, de fuerte impacto visual, que él había montado en su Chile natal.

Así fue como nace el Colectivo Vertebral, elenco que promete establecerse como tal y continuar en adelante con más puestas, todas –claro está– de teatro gestual, corporal y callejero.

Mucha disciplina, horas y horas de entrenamiento y pacientes ensayos a la distancia se necesitaron para hacer lo que a fin del año pasado vimos en la plaza Independencia y que hoy nos mostrará una versión más acabada en la Nave.

Para ello, Juan Bravo propuso a la actriz mendocina Lourdes Aybar para que sea su asistente de dirección.

Y con ella hablamos acerca de una experiencia que parece no temerle al paso cortado por inclemencias climáticas a la hora de parir esta inquietante coproducción (Bravo viajó 24 horas, cruzó por el sur de Mendoza, para estar presente en la sala).

"Demencia colectiva tiene dos patas muy fuertes: el teatro gestual y corporal, y la temática", anuncia Aybar y va al grano: "No se necesitan palabras para cuestionar la sociedad consumista en la que vivimos y cuánto de eso que compramos y compramos nos hace realmente bien al alma".

–¿Es un manifiesto apocalíptico, tanto desde la palabra como desde la realidad social que plantea?
–No sé, quizás algún espectador lo tome así. Nosotros no tenemos esa visión apocalíptica o negativa. Planteamos un espacio para repensarnos, para reflexionar sobre eso. Tiene algo de texto y un dejo de humor, pero cuanto más avanza se pone fuerte. Y la gente se siente identificada. La obra intenta por lo menos cuestionarnos, que seamos más conscientes del estado en el que estamos e interpelarnos en ese sentido.

–Al estar basada en el documental "De la servidumbre moderna", sobre el trabajo esclavo, ¿trataría una nueva forma de esclavitud?
–La obra tiene dos patas muy fuertes: el teatro gestual y corporal y la temática. Habla sobre el esclavo contemporáneo que cada vez necesita más de un sistema que lo consume, que lo incita a vivir a partir de cuestiones materiales y no emocionales. El trabajo se vuelve sólo una herramienta para ir adquiriendo cada vez más cosas que quizás no le llenen en su interior. Entonces, corremos el riesgo de ser esclavos, hambrientos del verdadero sentido de la vida, el valor de la felicidad.

–¿Qué te ofrece el teatro gestual que no te lo da el clásico?
–El lenguaje corporal es más universal que la palabra, transmite el mensaje sin necesidad de la palabra dicha. Y Demencia colectiva es una mixtura de técnicas, toma el lenguaje de la mímica, tiene su lado poético a través del cuerpo, conmueve. Juan (Bravo) ha trabajado mucho en cine y ha formado a muchos mimos chilenos. Ha hecho "mimo intervención" en distintas partes del mundo. En la obra se toma eso pero tiene un lenguaje más complejo, no es tan humorística la puesta.

–¿Cómo fue trabajar entre Chile y Argentina?
–Se requirió de mucha disciplina y constancia, mucho trabajo. El 15 de noviembre del año pasado estrenamos Demencia en la plaza Independencia. Y este año, en febrero fuimos a La Serena al FEIM Chile (Festival Internacional de Teatro Gestual organizado por Juan Bravo), donde nos vieron más de 500 personas, al aire libre.

–Porque la obra está planteada para ser montada en la calle, ¿no?
–Sí, está planteada para hacerla en la calle, es también teatro callejero, aunque ahora la vamos a hacer en sala. Pero se modificó para bien, en una puesta más ambiciosa, que mantiene su espíritu del teatro gestual y corporal al hacerlo en el galpón de la Nave. Para diciembre volveremos a la calle. Antes, en octubre ya tenemos planeada una gira por Santiago de Chile.

–O sea que tenemos Colectivo Vertebral para rato y seguirán derribando distancias...
–Sí, exacto. La idea es ofrecer más cosas, todas sobre la base del teatro que nos caracteriza, con escenografías móviles y puestas pensadas para lugares no convencionales. Juan (Bravo) está contento con los resultados. Para sostener una compañía de un lado y del otro de la montaña hay que ser muy disciplinados. Y nosotros lo logramos. La idea es que la compañía sea estable. Así que vamos a continuar con otras propuestas, seguro.

–¿Percibieron alguna diferencia entre el público chileno y el local a la hora de recibir un espectáculo de este tipo y que ponga en tela de juicio el capitalismo?
–La verdad que no tanto. Juan (Bravo) se sorprendió del silencio absoluto que el público hizo el año pasado en la plaza Independencia. El capitalismo en Chile es mucho más potente que acá, entonces la temática allá impacta mucho más fuertemente. Pero de uno u otro lado del mapa, hay una necesidad consumista que parece inagotable.

Protagonistas. La compañía Colectivo Vertebral está integrada por las mendocinas Débora Candito, Ludmila Faundez, Florencia Campanello, María Carrizo, Diana Moyano, Victoria Morilla y la sanjuanina Yael David.
al mando. La dirección es del maestro del mimo chileno, Juan Bravo; quien cuenta con la asistencia de la también actriz mendocina Lourdes Aybar. Martín Parra y Juanjo Martínez compusieron la música original de la obra.

Demencia colectiva
Cuándo: viernes y sábado, a las 22
Dónde: Nave Cultural (España y Maza, Parque Central, Mendoza)
Entradas: $70 y $50 (estudiantes y jubilados)
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas