espectaculos espectaculos
sábado 10 de septiembre de 2016

Tatiana Pandiani, la argentina que montó un musical en Nueva York

La obra musical original "1989" la puso en escena cuando ya tenía un interesante recorrido artístico y fue interpretada por doce actores, bailarines y músicos argentinos radicados en Nueva York.

Tatiana Pandiani es una joven porteña que triunfa en la ciudad de Nueva York como directora de teatro y uno de sus musicales, "1989", inspirado en la crisis social, económica y política que afectó a la Argentina ese año, fue muy bien recibido por el público estadounidense y pronto será estrenado en Miami.

Pandiani nació en el barrio porteño de San Telmo y desde muy chica estuvo en contacto con las milongas, la danza y las antigüedades hasta que, por la carrera diplomática de sus padres, tuvo una infancia nómade: vivió en Kingston, Jamaica, y las ciudades estadounidenses de Miami, Atlanta y Boston.

Estudió Actuación y Filosofía en la Florida International University en Miami y se graduó en la prestigiosa Maestría de Dirección en Columbia University, en Nueva York, y hoy vive en Brooklyn frente a la imponente isla de Manhattan.

La obra musical original "1989" la puso en escena cuando ya tenía un interesante recorrido artístico y fue interpretada por doce actores, bailarines y músicos argentinos radicados en Nueva York y se basa en la vida de dos jóvenes argentinos, recién casados, que comienzan su vida juntos en uno de los momentos de mayor tensión política y dificultad económica del país.

La historia tiene como ejes la familia, el amor, el hogar y el comienzo de la vida adulta, al tiempo que una banda de rock interpreta en vivo temas de Sumo, Serú Giran, Soda Stereo, Virus, Los Abuelos de la Nada y Luis Alberto Spinetta.

"El musical se presentó en el Teatro Connelly de Nueva York, en el icónico barrio del Lower East Side en febrero y durante todo ese mes las funciones fueron a sala llena y el público la recibió muy bien. ¡Hasta tuvimos lista de espera! El Connelly es un teatro histórico para el ambiente vanguardista o underground, y el espacio se prestó muy bien el tipo de trabajo que la obra demandaba", cuenta Pandiani. A continuación el tramo de la entrevista con Tatiana Pandiani de NA.

- ¿Cómo surgió la idea del musical "1989"?

-La obra la empezamos a pensar en 2014 con un grupo de músicos y actores argentinos que viven aquí. A través de anécdotas personales, de historias familiares e investigación acerca del ambiente político, económico y social de la Argentina en 1989 empezamos a crear esta historia.

- ¿Cuánto volcó de tu experiencia personal en la obra?

- Los personajes principales son de ficción pero están basados en mis padres que eran muy jóvenes en aquella época y vivían en Buenos Aires. Pero también hay historias de los doce artistas que formaron y forman parte de la obra. El proceso es de "devised theatre", que es una forma en la que los participantes no sólo trabajan como intérpretes de cierto material, sino que a la vez crean y generan el material al ir ensayándose la obra.

- Gran parte de la obra es en español, ¿cómo hicieron para que eso no los limitara a un público hispano?

- Desde el principio yo sabía que íbamos a tener un público variado. El 70% de la obra es en español aunque tenemos un sistema de súper títulos que traduce al inglés. Por supuesto que es un desafío presentar una obra bilingüe. Como tiene mucha danza y música, además de los súper títulos, yo no tenía duda de que el mensaje iba a llegar. Ellos manejan idiomas artísticos que van más allá del lenguaje en el que se siente como un público. De todas maneras, yo siempre supe que mi público central era argentino y sudamericano. Otra de las obras de Pandiani que más público convocaron en Nueva York fue una adaptación de un clásico estadounidense, "El Guardián en el Centeno", de J.D. Salinger.

- ¿Cómo fue la experiencia de presentar una adaptación de un clásico de la literatura estadounidense?

- La adaptación que trabajé de "El Guardián en el Centeno" por un dramaturgo chino llamado Hong Yi Tian fue una experiencia lindísima, adaptando personajes tan icónicos de la literatura estadounidense a un evento teatral totalmente nuevo y con un punto de vista muy internacional. Él, como dramaturgo chino, y yo, como directora argentina, siempre miramos el texto con una mirada extranjera.

- ¿No tuvieron problemas para trabajar sobre el personaje de Holden Caulfield?

- Aunque Holden es un personaje conocido internacionalmente nosotros dos no teníamos las limitaciones que muchas veces uno puede tener con aquellos personajes de su propia cultura. Esto abrió el abanico de posibilidades para la adaptación. Eso es una de las mejores cosas de trabajar en teatro acá en Nueva York. El teatro es realmente un tejido de muchísimos artistas que vienen de distintas culturas.

- ¿Tiene pensado trabajar en la Argentina en algún momento?

- Me encantaría trabajar en la Argentina. Estoy esperando a la oportunidad y el momento oportuno. Ojala sea pronto.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas