espectaculos - Humor Humor
lunes 04 de julio de 2016

Stand up argento

Gregorio Rossello es uno de los 24 jóvenes comediantes que Comedy central eligió para su más reciente ciclo de humor nacional, que se emite los lunes a la medianoche.

Grego Rossello es un humorista que pertenece a la nueva camada de comediantes argentinos que está dando qué hablar y que ha encontrado su lugar en el mundo en las redes sociales. El porteño saltó a la fama a partir de la creación de videos de 15 segundos que publica en la red social Instagram y en los que suele aparecer junto con famosos como Peter Lanzani y Panam.

En estos videos, Gregorio hace reír cuestionando situaciones cotidianas y coyunturales. Además, cambia las letras de canciones populares y crea la versión "Grego" de ellas.

Rossello es uno de los 24 humoristas argentinos que el canal Comedy central eligió para la nueva temporada del ciclo Stand up en Argentina, que se emite los lunes, a la medianoche por ese canal (señal 75 de Supercanal).

En diálogo con Diario UNO, el joven de 24 años dio detalles de lo que se puede ver en estos nuevos episodios del envío y explicó la manera en la que aborda su humor, el cual es muy popular entre los adolescentes.

–¿Cuál fue tu aporte al ciclo?
–Estoy en un capítulo de este ciclo, que está buenísimo, pero además me tocó entrevistar a todos los comediantes elegidos para el material extra que se puede ver en internet.

–¿De qué va tu monólogo?
–Elegí temas muy presentes y muy sinceros en cuanto al momento que atravieso en mi vida. Tengo 24 años y vivo en las redes sociales, por ende estoy mucho frente al teléfono y hablo de la adicción a los celulares y a estar conectados todo el tiempo. Hoy, el teléfono es una especie de suero y hablo de lo que nos pasa a todos cuando nos quedamos sin batería y esto de que andamos todos por la calle con cargadores. En la segunda mitad, hablo un tema un poco más serio que tiene que ver con el cuidado al volante y estas campañas en las que intentan convencernos a los jóvenes de que vayamos a los boliches sobrios, cosa que es bastante irreal. Es una falacia enorme porque los boliches están armados para que los jóvenes se emborrachen.

–Parte de tu éxito radica en tu popularidad en las redes sociales, sobre todo Instagram, donde interactuás con tus seguidores y fans...
–Sí, justamente, hay una parte del monólogo en la que hablo sobre eso. La gente que me sigue me tira ideas todo el tiempo y algunas cosas están muy buenas y las uso en mis presentaciones.

–¿Sería un humor basado en el vínculo virtual el que hacés?
–No. Creo que se basa en observaciones y es muy situacional. Me encuentro en ese grupo de humoristas. No soy observador de las pequeñas cosas sino que me gusta abordar temas más grandes, que tienen más de influencia en la sociedad.

–¿Quiénes han sido tus referentes en este proceso de formación en el humor?
–Muchos de mis referentes han pasado por Comedy central, lo cual hace que trabajar para el canal ahora sea tan importante. No sólo estoy trabajando para el canal más importante de comedia del mundo sino que me ha dado la posibilidad de estar a la par de gente que admiro mucho, como Fernando Sanjiao o Pablo Fábregas.

–¿Te comportaste de manera diferente en el escenario al saber que te estaban filmando para la tele?
–Sí, totalmente. Te movés de otra manera, tenés más luces y más micrófonos. Si bien traté de hacerlo lo más fidedigno posible, hay diferencias. Por ejemplo, las luces están al palo porque se prioriza la filmación. Mi stand up dura una hora y media, pero para el programa tengo apenas 12 minutos, entonces no había margen de error. La verdad es que subí al escenario con mucha adrenalina.

–Sos licenciado en historia, ¿por qué te pasaste a la comedia?
–Cuando era chico empecé a trabajar como actor y fracasé en tiras como Patito feo y otras. Me frustré muy tempranamente, pero seguí trabajando la actuación. Estudié historia porque me interesa tener una perspectiva en general.

–Podrías hacer una especie de stand up histórico alguna vez...
–Me lo han dicho bastante eso, sí. Tengo ganas de hacerlo, pero por ahora no. En este momento, prefiero tocar temas que me atraviesan a mí y que me afectan. Hablar de Manuel Belgrano no es uno de esos temas por ahora.
Fuente:

Más Leídas