espectaculos - Mendoza Mendoza
domingo 10 de abril de 2016

Sin aeropuerto en Mendoza el mundo del espectáculo se resiente

Productores mendocinos advierten sobre mayores costos para traer a figuras nacionales e internacionales entre septiembre y diciembre. Algunas visitas se cancelarían

El cierre temporal del aeropuerto internacional El Plumerillo para los meses de septiembre a diciembre próximos también afecta al mundo del espectáculo en Mendoza.

El panorama para los productores mendocinos es de incertidumbre. A los temores de inversión en figuras, sobre todo internacionales, para que pisen suelo mendocino en estos tiempos de crisis económica (las entradas han aumentado en promedio un 25 por ciento respecto al 2015), se suma la falta de previsión para los últimos meses del año con la novedad de reformas en la aeroestación internacional de Mendoza.

Los consultados por Diario UNO coinciden en que, si bien los arreglos en la pista de aterrizaje del aeropuerto son necesarias e incuestionables, las ofertas y propuestas de espectáculos que manejaban para esa época están en "stand by" y alguna posibilidad de visita de fama mundial hasta sería abortada.

En ese sentido, el español Joaquín Sabina está a punto de confirmar una nueva gira argentina, y bajo estas condiciones Mendoza como plaza no sería una opción. Su arribo podría darse en octubre o noviembre. Vale recordar que figuras de esta talla se transportan en vuelos privados que tampoco tendrán cabida en esos meses para aterrizar en el Gran Mendoza.

Para la llegada de artistas porteños quizás la cosa es menos pesimista. Y la alternativa que mejor cierra es el aeropuerto de San Juan. Claro que de allí hay que trasladar la comitiva vía terrestre, lo que implica más tiempo de llegada a Mendoza y mayores costos para la producción.

Se estima que el organizador del evento debería desembolsar entre $10.000 y $15.000 para movilizar a la estrella los 150 kilómetros que hay entre San Juan y Mendoza.

El departamento San Rafael, ubicado a 250 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, como lugar de llegada no es la opción más elegida por el momento.

No obstante, Luis Pérez Galeone, por ejemplo, que trabaja sobre todo con elencos teatrales de Buenos Aires, advierte de que "hay figuras que no quieren hacer un recorrido de más de una hora en auto o en combi, y ahora no les va a quedar otra". O sea que todo dependerá de las buenas intenciones de las partes.

"Por lo pronto, hasta ahora todo indica que nosotros los productores seguimos sumando costos, no sé si la aerolínea se hará cargo, tampoco el Estado. Aparte, de hacerse cargo la aerolínea, ellos ponen un tránsfer para todos los pasajeros e imaginate que un artista no va a aceptar viajar en esas condiciones, con gente que le saque fotos, le charle o le pida autógrafos durante casi dos horas de viaje", considera Diego Villafañe, productor que anuncia que hasta el momento sigue con sus planes de traer en octubre a La Beriso, Lali Espósito y el español José Luis Perales, que vendría después de actuar en Buenos Aires.

Más allá de esta circunstancia, Villafañe confiesa con pesar: "Me hubiese convenido tomarme un año sabático, desde mitad del año pasado a la actualidad todos los shows que he hecho han dado resultados negativos para mi bolsillo. Cuando hay crisis, la gente lo primero que hace es dejar de salir. Y yo me dedico al mundo del entretenimiento".

Por su lado, Roberto Digregorio respira al haber cerrado con la cantante española Bebe para que presente su último disco, Cambio de piel, el 15 de mayo en el hotel Intercontinental.

"De ahora en más, para la segunda mitad del año no va a ser tan fácil. Tengo a Martín Bossi con varias fechas para noviembre, y en este caso el que va a estar más molesto es el pasajero, o sea el artista, más allá de que a nosotros se nos aumentan los costos de producción. Y si a lo mejor el artista te pide venir el día anterior para descansar, eso significa una noche más de hotel", opina Digregorio sobre un tema que describe como "engorroso".

Con la figura que de antemano sabe el productor que no tendrá ningún tipo de problema o contratiempo es Jorge Rojas. "Lo voy a traer en septiembre, pero con él no hay drama porque se mueve en motorhome, hace su tour vía terrestre", explica.

IKV (Illya Kuryaki and The Valderramas) es la banda que llegará a Mendoza entre septiembre y octubre, lo mismo que La Renga, propuestas que está armando el productor Tito Videla, quien acaba de organizar el Festival del Bonarda en San Martín.

"Marco Antonio Solís vino para el Bonarda en avión privado, con una comitiva de 54 personas. No sé de qué me hubiera disfrazado si el show hubiera sido a fin de año y no ahora", comenta, y confía en seguir adelante con la visita del italiano Franco Simone para noviembre, "pero estoy reviendo estas cosas, voy a ver cómo hago".

Valentín Mexandeau, otro de los productores mendocinos, dice que todavía no tiene nada importante cerrado para esos tres últimos meses del año.

"Usaremos el aeropuerto de San Juan, nos recargaremos en costos, o sea que sólo lo haría por figuras que valgan la pena. Porque la gente está gastando poco en espectáculos", cierra.



Fuente:

Más Leídas